Apuntes del taller de literatura erótica. Sugerir en vez de explicar.




Saludos lectores,

Hasta la fecha ya he publicado dos post con los apuntes que he tomado de un taller de literatura erótica que realizo en mi ciudad, y que me encanta compartir con ustedes. El primero está relacionado con LOS SENTIDOS, y el segundo, con LAS PALABRAS.

En este seguiremos hablando de las palabras, una de las claves que harán de nuestro proyecto erótico una obra rica y sensual, y no la simple descripción de un acto de amor o placer. La forma en que utilicemos las palabras será importante para crear la atmósfera ideal que enamore al lector.

Debemos entender que no podemos basarnos solo en el uso de palabras comunes para describir una acción erótica, o en imágenes genéricas. Es imprescindible enriquecer nuestro vocabulario con frases hermosas, sugerentes, que nos ayuden a describir un gesto romántico de una forma dulce y atractiva.


Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.
Rayuela de Julio Cortázar.



Fíjense que el autor describe el beso utilizando la comparación del movimiento de las bocas con peces o flores, el aliento con fragancias y el sabor de la saliva con frutas; incluso se vale de metáforas al comparar el temblor que él experimenta con el temblar de una luna sobre el agua. Es una imagen poética y tierna, que evita el aburrimiento de una explicación simple enriqueciéndola con matices dulces.

Para ciertos autores, como Vargas Llosa, lo erótico consiste en dotar al acto sexual de un decorado, de una teatralidad para, sin escamotear el placer y el sexo, añadirle una dimensión artística.

Uno de los ejercicios que nos dieron en clase fue el de imaginarnos frente a un espejo, desnudos, y que escribiéramos 5 sustantivos y 5 adjetivos que se nos vinieran a la mente mientras nos “apreciábamos”. Fue muy gracioso el momento en que la profesora nos hizo leer las palabras elegidas, para luego pedirnos que escribiéramos un escrito de tres párrafos como mínimo, donde se describiera una escena erótica usando cada uno de los adjetivos y sustantivos seleccionados.

Fue difícil, tuve que utilizar toda mi creatividad para idear imágenes eróticas donde pudieran entrar las palabras que elegí. Los invito a intentarlo en casa y si se animan, compartir con nosotros sus experiencias. ¿Qué les parece?

Nos leemos la próxima semana.
Conoce más de mí en http://desdemicaldero.blogspot.com y consigue mis novelas en Amazon.




ANUNCIO IMPORTANTE: Si te suscribes a nuestro blog el día de hoy, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.



¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK

0 comentarios:

Publicar un comentario