Apuntes del taller de literatura erótica. Los sentidos.




Saludos, lectores.

Desde hace dos semanas asisto a un taller presencial de literatura erótica en mi ciudad, donde hemos compartidos opiniones y experiencias interesantes. La idea de los encuentros es producir textos eróticos a través de escritos, imágenes, música y todo tipo de arte. Cada semana les presentaré un resumen de los apuntes que he ido realizando, así como de uno que otro agregado. Espero les guste el material.


El erotismo es una forma de mostrar el deseo, la excitación o el placer que sentimos por el amor sensual, y captamos a través de nuestros sentidos.


Es natural que el ser humano sienta interés o inclinación por alguna cosa en específico por culpa de sus sentidos. Los sentidos son las vías de comunicación que tiene nuestro organismo con el mundo exterior. Estos avisos se producen por medio de las sensaciones, que son el mecanismo que tiene el cuerpo para procesar todos los estímulos que llegan al cerebro.

Si vamos por la calle, un día de mucho calor, y miramos una de esas publicidades de Coca-Cola que habitualmente muestran un vaso repleto de refresco con cubos de hielo en su interior y gotas de sudor frío bajando a través del cristal, se despierta dentro de nosotros una ansiedad por consumir una bebida de ese tipo, aunque no seamos amantes de las gaseosas. Igual nos sucede cuando captamos un aroma que nos agrada, como el café, la carne asada o flores recién cortadas; o tal vez, cuando escuchamos una voz particular o un tono que nos inspira alegría o dolor. Esas señales producen en nosotros una respuesta, muchas veces involuntaria. En ocasiones no para actuar, pero sí para desear.

En el caso del deseo sexual, este se puede generar a través de alguna fragancia o perfume que llame en nuestra atención y haga que nuestro cerebro imagine formas o figuras eróticas; o nos obligue a girar el rostro hacia la persona que lo posee, para observarla con cierto interés.


O un sabor. Dar un beso en la boca no es señal de deseo sexual, este puede darse por simple muestra de afecto o agradecimiento, pero él puede despertar nuestra libido si el sabor que posee nos resulta delicioso.


Por medio del oído podemos captar la vibración emocional de la voz (el tono de pasión) por encima del contenido emocional, amoroso o sexual del mensaje. Una palabra susurrada, o un tono de voz en particular (ronco, suave, etc.) puede alterar nuestro organismo. 


El tacto es un gran estimulador del deseo sexual, porque con las señales que nuestros órganos sensoriales envían al cerebro se producen feromonas, que aumentan nuestros estímulos sexuales y emocionales. Una piel suave, cálida o estremecida puede resultarnos muy atractiva. 


Finalmente nos encontramos con la vista, el sentido más potente para generar estímulos sexuales, sobre todo, en los hombres. La vista de los hombres se centra en la proporción femenina de las características físicas: pechos proporcionados (no grandes, sino firmes, simétricos, etc.), formas de las caderas, cintura, glúteos, rasgos del rostro, etc. Las mujeres, aunque le dan más importancia a lo que captan sus otros sentidos, también suelen fijar su atención en ciertos detalles como: altura, contextura, forma de los hombros, cintura, abdomen, glúteos, manos, mandíbula, ojos, etc.


Esa comunicación no verbal que captan los sentidos y pueden despertar nuestro apetito sexual, es lo que llamamos erotismo.


El ejercicio que hicimos en clase fue el de observar nuestro alrededor y hallar un objeto cualquiera que pudiera inspirarnos un pequeño texto erótico, de cinco líneas. Yo elegí un cuadro pintado en óleo, que, aunque mostraba a unos niños jugando en un parque, imaginé que retrataba una figura masculina a la que le dediqué unas frases llenas de lujuriosa admiración… También nos colocaron una canción, para escribir luego un texto erótico, igual de corto, inspirado por esa música.

Aquí les dejo un texto de G. Belli, titulado: Recorriéndote, realizado en base a lo que sus sentidos captaron de la persona amada (o deseada):


Quiero morder tu carne, salada y fuerte,
empezar por tus brazos hermosos como ramas de ceibo,
seguir por ese pecho con el que sueñan mis sueños
ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza hurgando la ternura,
ese pecho que suena a tambores y vida continuada.
Quedarme allí un rato largo.
Enredando mis manos en ese bosquecito de arbustos que te crece
suave y negro bajo mi piel desnuda,
seguir después hacia tu ombligo hacia ese centro donde te empieza el cosquilleo,
irte besando, mordiendo, hasta llegar allí a ese lugarcito
-apretado y secreto- que se alegra ante mi presencia, que se adelanta a recibirme
y viene a mí, en toda su dureza de macho enardecido.
Bajar luego a tus piernas, firmes como tus convicciones guerrilleras,
esas piernas donde tu estatura se asienta,
con las que vienes a mí, con las que me sostienes,
las que enredas en la noche entre las mías, blandas y femeninas.
Besar tus pies, amor, que tanto tienen aún que recorrer sin mí
y volver a escalarte, hasta apretar tu boca con la mía,
hasta llenarme toda de tu saliva y tu aliento
hasta que entres en mí, con la fuerza de la marea
y me invadas con tu ir y venir de mar furioso
y quedemos los dos tendidos y sudados
en la arena de las sábanas.


¿Qué les pareció? El erotismo genera la necesidad de sentir y de ser sentido, con el objetivo de provocar sensaciones placenteras, haciendo de la unión sexual un acto exclusivamente humano.

Detecta esas señales que tus sentidos perciben y te hacen desear, y llévalas al papel, para que describas con mayor amplitud tus escenas eróticas.

Nos leemos la próxima semana.
Conoce más de mí en http://desdemicaldero.blogspot.com y consigue mis novelas en Amazon




ANUNCIO IMPORTANTE: Si te suscribes a nuestro blog el día de hoy, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.



¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK

0 comentarios:

Publicar un comentario