Adriana Andivia conquista a HARLEQUIN Ebooks

No hace falta conocer personalmente Adriana Andivia para sentirse en compañía de una gran persona:  es una mujer maravillosa, elocuente, carismática y sensible.

Para quienes no lo recuerden, Adriana fue una de las ganadoras de la primera antología de Relatos Paranormal de Escribe Romántica; su relato “Al pie de la sepultura"fue galardonado como uno de  los mejores por un excelente jurado que apostó por nuevas voces: Anna Karine, Geovanny Debrús Jiménez, Helena Moran-Hayes, Lucía de Vicente, Menchu Garcerán y Olivia Ardey.

Justo un año después, recibe una mención especial tras participar en el Premio Harlequín, lo que significa para Adriana, entrar en el catálogo de autoras de la editorial.

Admito que para mí fue una grata sorpresa, no porque haya dudado del gran talento de Adriana, sino, de que haya conseguido seducir a HARLEQUIN Ebooks HQÑ tan eficientemente y sin temor alguno de codearse con escritoras reconocidas como Isabel Keats (ganadora del premio) y Gema Samaro (finalista)

Su logro me llena de satisfacción, ella lo sabe, su gran empeño y determinación de proponerse metas y cumplirlas es admirable.

Como no podía ser de otra manera, aproveché la oportunidad para felicitarla y  conversar con ella sobre su vida como escritora profesional.




Adriana, primero que todo, bienvenida nuevamente a Escribe Romántica.

Muchas gracias. Par mí es un auténtico placer poder compartir este ratito con todos vosotros.


relatos y antología paranormal
Descarga gratuita aquí
Tuve el placer de conocer un par de años atrás, cuando fuiste una de las finalistas de nuestra primera Antología de Relatos Romance Paranormal con “Al pie de la sepultura”. Sin embargo, hemos sido testigo que tu vena creativa como escritora se revela a pasos agigantados; pues a inicios de este año obtuviste una mención especial en el Premio HQÑ ¿Cuéntanos, cómo fue ese momento cuando te enteraste que serías publicada por una editorial? ¿Qué supone para ti conseguir publicar una novela?

Pues fue un momento mágico y, también, bastante extraño. Cuando me llamaron para comunicármelo estaba en clase, y con toda la calma del mundo escuché la noticia, regresé al aula y me senté. Siempre había imaginado que si alguna vez una editorial se ponía en contacto conmigo para decirme que estaba interesada en publicar una de mis novelas me podría a dar gritos y saltos de alegría, pero no fue así. Estaba contentísima pero no era capaz de expresarlo, quizás porque no me lo terminaba de creer.

Para mí que “El cielo de Bangkok” haya sido publicado es todo un logro. Independientemente de lo que pase de ahora en adelante, aunque claro que me gustaría seguir trabajando en el mundo de la literatura romántica, ya he cumplido mi sueño. Siempre vi la publicación como una meta muy lejana, y haber llegado a ella tan rápido me anima mucho y también me da bastante vértigo.

Sabemos que te gusta escribir relatos ¿A cuál le guardas cariño especial?

¡Uy! Esa es una pregunta difícil. A todas mis historias les tengo cariño, representan etapas de mi vida y todas me traen algún recuerdo.

“Al pie de la sepultura” es muy especial porque fue lo primero que publiqué y, además de hacerme mucha ilusión, para mí supuso un gran impulso. Me dio fuerza para seguir escribiendo. Pero hay una historia, más que un relato yo diría que es una novela muy corta, que fue lo primero que escribí “en serio”. Si tengo que elegir me quedo con ella porque, aunque contiene todos los errores de principiante que uno se pueda imaginar en solo cuarenta y tres páginas, la disfruté mucho y representa la ilusión que sientes cuando empiezas en algo.

¿Con tantos géneros qué elegir porqué elegiste la novela romántica?

Porque me encantan las historias de amor; siempre he sido una romántica. Me considero una cursi y, además, no tengo ningún problema con ello jajaja…

Hablando en serio, la verdad es que creo que el amor es una de las pocas cosas que realmente valen la pena en esta vida. El amor romántico, por supuesto, que es el que en mayor o menor medida todos deseamos encontrar; pero también el que sentimos por nuestra familia, amigos… Personalmente, si hay algo que me da fuerza para seguir adelante cuando estoy pasando por una mala etapa es esto. Y no creo que haya nadie que sea capaz de vivir sin él.

Por eso siempre he tenido muy claro qué quería escribir.

Como autora ¿Nos puedes decir cuál es tu subgénero favorito?

El contemporáneo, sin duda. A la hora de escribir es donde más cómodamente me muevo porque me es más fácil conectar con los personajes y sus historias. Me siento más cerca de alguien que vive en la misma época que yo y es absolutamente normal que de una persona que vivió en el siglo XIII o que todos los días lucha con demonios, por ejemplo.

Desde luego que hay historias maravillosas en cualquiera de los subgéneros de la novela romántica y como lectora, aunque lógicamente tengo mis preferencias, los disfruto todos. Pero cuando soy yo la que está narrando prefiero una historia que podría estar sucediendo en el mismo momento en que estoy sentada ante mi ordenador. Me ayuda a creerme lo que estoy contando.

Como lectora de literatura romántica, siempre busco disfrutar de emociones que nacen del amor, y sobre este, sin duda existe un infinito abanico de sentimientos. En “El cielo de Bangkok” ¿Cuáles son las que más destacan entre las páginas de tu novela?

En “El cielo de Bangkok”, como en cualquier otra novela romántica, aparecen muchas formas de ver, sentir y vivir el amor; tantas como personajes desfilan por sus páginas. Pero si hay una que prima sobre las demás es el sacrificio.

A veces amamos de una manera muy intensa, muy al límite, pero también un tanto egoísta. En fin, es algo humano, no se nos puede reprochar. Pero me resultaba interesante explorar el lado contrario a esta postura: Cuando alguien es capaz de sacrificarse a sí mismo por sus seres amados.

Esa es la manera de entender el amor de Ari, el protagonista masculino de la novela.

Adri ¿Nos das un adelanto sobre “El cielo de Bangkok”? ¿De qué trata?


Pues todo comienza cuando Margot, una chica un tanto caprichosa y malcriada, llega a Bangkok. La acaban de expulsar de la universidad y su padre, que trabaja para la embajada de España en Tailandia, decide llevarla con él. La verdad es que el pobre ya no sabe qué hacer para encarrilar a su hija. Piensa que el tenerla bajo su vigilancia en un país del que Margot desconoce todo (cultura, idioma…) la ayudará a madurar. Pero las cosas no ocurren, exactamente, como él esperaba.

En esta ciudad el camino de Margot se entrecruza con el de Ari, un atractivo hombre que se mueve en un mundo bastante peligroso; el polo opuesto del prototipo de yerno que cualquier padre desea. A partir de este encuentro suceden muchas cosas, pero me las reservo para mantener el misterio jajaja…

Un héroe romántico tiene un arduo trabajo: enamorar no sola a su protagonista, también, debe lograr llegar a nuestro corazón. Para tener una idea… ¿Podrías detallarnos cómo es Ari? ¿Cuáles son los atributos que enamoran a Margot?

Ari es un hombre que ha tenido una existencia difícil. Conoció el lado más duro de la vida siendo solo un niño y ha tenido que vivir en él durante todos estos años. Aún así, es una persona con bastante sensibilidad. A cualquiera en su situación se le hubiera terminado por secar el corazón, pero él continua experimentado todas esas sensaciones que constantemente le recuerdan que no es más que un hombre.

Es empático y leal; alguien que se involucra con las personas que tiene a su alrededor, especialmente con quienes ve más desprotegidos. También es bastante misterioso, tiene ese aire enigmático propio de todo el que pretende esconder algo a toda costa jajaja…

Fue todo esto lo que enamoró a Margot. Aunque, en un primero momento, creo que ella se sintió irremediablemente atraída por el hecho de que él le diera calabazas constantemente. ¡Ari le supuso un gran reto!

Por otro lado tenemos a Margot, y bueno…las mujeres solemos ser un poco críticas con las de nuestro género ¿Fue difícil crear a tu personaje femenino? ¿Cómo es Margot?

No, la verdad es que no fue complicado. Margot es uno de esos personajes que desde el principio tienen un carácter muy marcado. Yo solo tenía que sentarme a escribir y sus acciones y respuestas salían solas. Lo que sí me costó un poco fue congeniar con ella. Recuerdo que cuando estaba escribiendo los primeros capítulos de la novela a veces no podía evitar pensar “¡por Dios, que alguien le de un par de cachetadas a esta malcriada y le baje los humos!” jajaja… Pero, conforme iba avanzando la historia, comencé a entenderla y a tomarle cariño. Margot es una mujer muy joven que se siente bastante sola y un poco perdida. Lo único que desea es encontrar a alguien que la acepte tal y como es.

Adri ¿Qué piensas escribir ahora? ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Ahora mismo estoy documentándome y buscando información para mi próxima novela.
Desafortunadamente estoy en un momento en el que no dispongo de mucho tiempo para escribir, así que me limito a recoger los datos que necesitaré para esta historia y a anotar ideas. Espero poder ponerme en serio con ella dentro de un mes y, bueno, cruzo los dedos para que me de tanta suerte como me dio “El cielo de Bangkok” y poder compartirla también con todos vosotros.

Finalmente ¿Cómo ves la situación de las escritoras iberoamericanas en el mundo editorial?

Creo que ahora mismo estamos atravesando por un momento bastante bueno. Son muchas las editoriales que en los últimos años han decidido apostar por nosotras, ya sea haciéndonos hueco dentro de su catálogo habitual o bien lanzando nuevas líneas encaminadas a promover la literatura romántica escrita en español. Hasta hace relativamente poco parecía que la literatura romántica era un género reservado para las autoras anglosajonas y en los países hispanohablantes nos limitábamos a leer sus obras traducidas. En cambio ahora son muchos los nombres de escritoras hispanas que suenan con fuerza dentro del género: Annabella Franco, Isabel Keats, Ángeles Ibirika… la lista sería interminable.

Adri, muchas gracias por compartir este ratito con nosotras. Te deseamos muchísima suerte con “El Cielo de Bangkok”. No dudaremos que seguirás cosechando éxitos.

Gracias a vosotras, todas las que dais vida a Escribe Romántica. A las lectoras de este blog por compartir un poco de su tiempo conmigo y leer esta entrevista; a las colaboradoras por ofrecerme esta ventana para comunicarme con sus seguidoras; y por supuesto a ti, Sianny, que siempre me has tratado con tanto cariño. Como dije al comienzo para mí ha sido un placer responder a tus preguntas y me he divertido mucho haciéndolo.






Booktrailer



Entradas similares
Adriana M. Andivia | Antología Escribe Romántica




Sianny Mckay
Columnista Escribe Romántica
    Facebook Twitter Blogger

¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Muy buena entrevista ^.^ No conocía a la autora y me ha gustado saber de ella y sus obras :)
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Margy

    Muchas gracias por pasarte y comentar.

    Me alegra que te hya gustado la entrevista

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar