Cómo enganchar al lector en el Primer Acto




Hace algún tiempo encontré en la red (y difundí por todas las cuentas virtuales que tengo), un artículo super interesante que me ha servido de mucho: SIETE ESCENAS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TUS NOVELAS, escrito por  Abel Amutxategi y publicado en el blog CÓMO ESCRIBIR UN LIBRO.

Entre todas las reglas, la primera me pareció la más interesante y es la que he tratado de aplicar en mis nuevos proyectos:

1. Que la historia cuente con un gancho: Una escena que capte la atención del lector antes de que la historia que vas a contar en tu novela haya empezado realmente a desarrollarse.

Como el mismo autor del artículo lo dice en otra de sus notas: De nada te sirve que tengas un final sorprendente si no logras que el lector se anime a llegar hasta él. La clave para conseguirlo es que el lector se identifique con nuestro personaje principal desde la primera hoja. Que la primera escena sea una situación cotidiana que deba enfrentar, donde se puedan apreciar las fortalezas y debilidades del mismo y, después de leerla, sienta la necesidad de saber qué sucederá con esa persona más adelante, cómo afrontará sus miedos, cómo superará sus limitaciones, etc.

Quizás nos acerquemos a una novela por su portada llamativa, por lo intrigante de su sinopsis o por la fortaleza de la publicidad que la acompaña, pero, ¿qué logrará que leamos sin descanso hasta la última página? El Gancho, aquello que nos liga a la historia y nunca permitirá que nos separemos de ella.

El Gancho es una escena dentro del Primer Acto que hace que el lector tenga curiosidad por saber qué es lo que sucederá a continuación y cómo se desarrollará la historia.

En una novela policíaca, el Gancho será el asesinato propiamente dicho. En la novela romántica, el Gancho podría ser un correo electrónico recibido por la protagonista, en la que un viejo amigo del que estuvo enamorada le informa que estará en la ciudad dentro de unos días.


El Gancho es algo que tiene interés, algo que hace prever que van a suceder cosas que merece la pena leer, pero que ocurre dentro del Mundo Ordinario del protagonista. Es la forma que tenemos de distraer al lector mientras le damos toda la información necesaria para que entienda la historia que está a punto de comenzar.


Podemos diseñarlo como una situación jocosa, misteriosa o dramática, eso dependerá de la temática que abordemos. La idea es presentar a nuestro personaje en una situación típica, pero que al final posea un detalle no tan típico.

Ejemplo: Nuestra protagonista (supongamos que es mujer) se levanta a la misma hora todas las mañanas, se prepara cumpliendo los mismos ritos para ir al trabajo, toma el mismo camino, se topa con la misma gente… durante este proceso vamos contando, con el apoyo de la acción, la información necesaria para que el lector conozca al personajes: sus gustos, manías, preferencias, costumbres, etc… hasta…

En ese “hasta” viene el Gancho: la escena que rompe la rutina del personaje. Su primer giro. Por ejemplo: detiene el auto para comprar el diario y, mientras continúa su camino, la noticia de la portada del periódico llama su atención. Eso impide que tenga la mirada en el camino y zas!!! Atropella a una persona. 

 
Allí damos un corte, finalizamos el primer capítulo, o la escena. Dejamos al lector con el corazón en la boca preguntándose: ¿Y ahora? ¿A quién atropelló? ¿Qué hará la señora perfección para enfrentar esa situación? ¿Cómo llegará a tiempo a su trabajo? etc., etc., etc.

Hemos creado una situación de interés para el lector, que lo mantendrá atado al libro por más tiempo.

Espero te haya servido la nota, si quieres tener más información del tema, visita el enlace del artículo: SIETE ESCENAS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TUS NOVELAS.

¡Feliz fin de semana!
Jonaira Campagnuolo



Si te suscribes HOY a nuestro blog, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.




¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

  1. Excelente entrada... pienso que el gancho es indispensable para cualquier lector y sobre todo escritor novel, dado que tras empezar su carrera literaria, no tiene bien fundamentado el acto y la soltura de la escritura "profesional"

    ResponderEliminar
  2. muy buena..me sirvio mucho!!

    ResponderEliminar
  3. Hola anónimo, nos alegra que te haya gustado.

    Un beso.

    ResponderEliminar