Reseña de ORGULLO Y PREJUICIO, por Nieves Hidalgo




ORGULLO Y PREJUICIO es, sin lugar a dudas, un clásico de la novela romántica.

Entre otras cosas, podemos destacar la estupenda ambientación de la época, las costumbres y la vida de las mujeres de entonces, siempre sometidas a las decisiones paternas y a la búsqueda de un marido adecuado a su status social.

La narrativa cuidada de la autora nos adentra en una sociedad donde las mujeres tenían poco que decir, salvo acatar los mandatos, pero con una protagonista, Elizabeth, inteligente y todo lo independiente que se podía ser en ese tiempo. Se vislumbra que la propia Jane Austen se rebelaba contra esa sociedad que constreñía los derechos femeninos a favor de los masculinos y lo refleja muy bien en el personaje de Elizabeth. Para la protagonista, lo esencial es ser ella misma, pensar por sí misma. No es, sin embargo, una muchacha arisca, todo lo contrario.

En este libro no vamos a encontrar una aventura azarosa, no hay capítulos trepidantes ni momentos de intriga o tensión como en otras novelas. Es una historia para leer con calma y recrearse en la identidad de cada uno de los personajes. Para ver, a lo largo de sus páginas, que no es oro todo lo que reluce, como sucede en la vida, pero con una historia de amor sensible y delicada.

Otro personaje a tener en cuenta es Darcy. Como en las novelas actuales, se nos muestra como un héroe orgulloso y hasta hosco, al que la vida no le ha tratado bien, aunque poco a poco vamos viendo su verdadera personalidad y acaba por parecernos sincero, atractivo y encantador.

La candidez de Jane esconde un alma repleta de misericordia por sus semejantes. Es un personaje amable, lleno de ternura y encanto con el que te solidarizas rápidamente. La amiga o hermana que todas desearíamos tener a nuestro lado en momentos difíciles.

La señora Bennet es, por el contrario, una mujer con la que no se congenia al conocerla. La clásica esposa que protesta por todo, con la cabeza llena de pájaros y preocupada más por conseguir buenos partidos para sus hijas, antes que pensar en que sean felices. Su relación con Elizabeth es tirante, a veces mordaz e hiriente. Jane Austen ha pintado muy bien ese tipo de mujer para la que, lo principal, es mantener el estado social y no dar qué hablar al resto del mundo, guardando las apariencias.

Estamos ante una novela que hay que calificar como excelente (sobre todo por la época en que se escribió y lo que en ella hay de la propia vivencia de a autora), con buenos diálogos y en la que se nos facilita el conocimiento de la aristocracia rural.

Es una lectura obligada.

*******

 
Reseña elaborada por la autora española NIEVES HIDALGO, escritora consagrada a la literatura y quién comenzó su camino de la publicación con la Editorial Ediciones B en 2008. En la actualidad, ha sacado al mercado ocho novelas y continúa su trabajo literario. Su Blog oficial es: 






¡Feliz Viernes!
Jonaira Campagnuolo
http://desdemicaldero.blogspot.com


Si te suscribes HOY a nuestro blog, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.



¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Maria Elena Acuña19 de enero de 2013, 18:14

    Me encanta Jane Austen y sobre todo Orgullo y Prejuicio, aparte de leer el lbro, la película la he visto desde el estreno, y los silencios y descripción de los personajes es magnifico, dudo que otra escritora costumbrista pueda superarla

    ResponderEliminar