¿Para qué escribo?


Si no puedes trabajar con amor sino sólo con desgana, mejor será que abandones el trabajo y te sientes a la puerta del templo a recibir limosna de los que trabajan con alegría.
Khalil Gibran

¿Para que escribimos? ¿Escribimos para ser leídos? ¿Para expresar nuestras emociones? ¿Para ganar fama y fortuna? ¿Para hacer dinero?

Todas estas preguntan me vinieron a la cabeza ayer, luego de que el domingo, en una reunión familiar, hablara con un amigo de la familia que también es escritor. Uno de los familiares nos presentó por el tema en común de la escritura y de lo impresionados que estaban mis familiares por la calidad de mi libro publicado por Amazon.

Hablábamos de los sistemas de impresión y la calidad –debo confesar que el diseñador editorial que hay en mí lo estaba disfrutando– y luego caímos en el tema de la escritura en sí. Este señor me dijo esto (cabe acotar que el señor escribe biografías pero con toques personales. Así que básicamente investiga. Pero no se puede negar que es un escritor):

“Yo escribo por dinero. Porque si no escribo, no como. Esto es lo que yo hago para vivir. Yo me dedico a hacer libros para que me los compren las editoriales. Si no se venden, bueno, eso ya no es mi problema.” 

No sé que sentí primero. Disgusto, desagrado, rabia, tristeza… ¿Por qué? Les explico.

Yo escribo para expresarme, porque siento estos pensamientos o tengo esos sueños en mi cabeza que no me dejan en paz si no los coloco en un papel. Cuando escribo me siento bien, liberada. Ya sea en un blog, o un cuento o un libro. Siento que tengo que escribir. Soy consciente de que por ahora no puedo vivir de esto. Pero qué maravilloso sería poder hacerlo.

A la vez creo que nunca podría pensar que yo escribo para que me lo compren, pero me puse a pensar: ¿Y eso no es lo que hacemos los escritores cuando enviamos nuestros manuscritos a las editoriales, buscar que nos lo compren?

Fue como una bofetada a la realidad. Es así, es lo que hacemos o nos encantaría hacer. Ahora, la diferencia está en que a mi si me importaría si las editoriales pueden vender o no mis libros. Ahí mi vena creativa sale a flote, porque cuando hago un trabajo es para exhibirlo y que la gente se sienta identificada con él.

Honestamente me pareció horrendo el pensamiento de este hombre. No solo el concepto que tiene esta persona de la escritura sino su desfachatez. No se rían, pero en serio me sentí ofendida. Quizá estoy en mis días y estoy susceptible, pero tú no puedes venir a decir que escribes para vender a una editorial y no te importa que tus libros se vendan, ¿o sí?.

Casi corrí horrorizada a contárselo a mi esposo y él me acarició la espalda y me dijo: “No le hagas caso, nena, ese tipo es un perdedor”.

Pero me quedé pensando. ¿Y si no es un perdedor y ésa es la vida real? ¿Y si yo soy la perdedora porque escribo por placer?

Yo no quiero ser una mercenaria de la escritura. Quiero escribir y ser leída, por supuesto que sí. Pero también quiero escribir por placer, por el solo beneplácito de disfrutar de una historia, y que la gente la disfrute conmigo. Y si viene el dinero involucrado, pues bienvenido sea.

Recuerdo que cuando me senté a escribir por primera vez, ya me había hecho esa pregunta: ¿Para qué voy a escribir esto? Y la respuesta fue: "porque vas a sentirte bien".

No pensé en el dinero, ni en la fama ni la fortuna. Pensé en sentirme bien y hacer felices a mis lectoras.

Inmediatamente, y como ustedes me conocen, pensé: ¿Así somos en la vida real? ¿Hacemos cosas solo por el beneficio económico sin detenernos a pensar si realmente nos agrada hacerlo? ¿Cuántas de nosotras estamos en empleos que detestamos o viviendo vidas que nos hacen infelices?

Afortunadamente yo he escogido hacer lo que quiero –la escritura y el diseño–, y también por fortuna tengo una persona a mi lado que me apoya. Pero tengo la seguridad de que, si cada una de nosotras se propone hacer lo que quiere, no solo escribir, cualquier otra cosa, lo que deseemos, no solo vendrá el dinero, sino también, la satisfacción de estar haciendo algo que nos hace felices sin conformarnos con “venderlo y ya”.

Un abrazo y nos vemos la próxima semana.

@OhHelenita

letrasmusicayamor.blogspot.com 

https://www.facebook.com/HelenaMoranHayes


¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Blogger Comment
    Facebook Comment

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con vos, creo que quienes escribimos por placer queremos compartir nuestras obras. Pero sobre todo escribirlas...
    Algunas personas ven la vida de manera apasionada, otras no, tal vez la diferencia es esa entre ustedes dos.
    Besos y que no te importen las opiniones derrotistas.

    ResponderEliminar
  2. Me siento como tú, escribo por placer. Hay una historia en mi interior que palpita, que se va cocinando a fuego lento, hasta que llega el momento en que la tengo que dejar salir. Escribimos para que nos lean, es cierto, pero en mi caso, no escribo para vender. Si así fuera hubiera montado una mercería o una tienda de ordenadores.

    ResponderEliminar
  3. Al igual que tu, cuanto tengo una idea en la cabeza no puedo hacer otra cosa; así que escribo lo que sea me atormenta para más tarde reeditarlo. El "síndrome del escritor" no es ni más ni menos que el tormento, la necesidad de sacar lo que llevamos dentro. La parte editorial y venta del mismo forma parte de nuestra meta, pero no nuestro objetivo principal.

    ResponderEliminar
  4. suelo escribrir historias cortas, cuentos no tengo paciencia para grandes novelas, A veces tengo una idea , una vivencia que me toca dentro y tengo la necesidad de ponerla escrita, y la retoco o cambio muchas veces hasta que queda como me gusta o creo que gustara a la gente y a mi misma, es mi necesidad de transmitir lo que siento y pienso.

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada. creo que todas las autoras de novela romántica escribimos para expresarnos y no sólo para obtener fama y fortuna, las que muchas veces no llegan. Es difícil y mucho vivir de esta profesión hoy en día, lo sabemos, pero en mi caso yo no me olvido que escribo desde antes de saber que quería vivir de esto, por supuesto no vivo de esto, aún no publiqué nada, pero creo que es porque no tengo la seguridad para mandar algo a una editorial, en cuanto pueda, lo haré. Claro que me gustaría dejar mi trabajo y dedicarme a escribir full time... pero bueno, por el momento no se puede.

    ResponderEliminar
  6. Yo escribo por muchas razones, además del placer: necesidad espiritual, deseos de perdurar, manifestación del yo interior, reflexión, liberación, y más.

    Todo eso convive con el hecho de que sí me importa que mi libro se venda, pero no por las ganancias económicas, sino porque necesito compartir lo que hago con alguien, y cuantas más personas me lean, con más compartiré; además de que eso me dará mayores posibilidades de seguir viendo mis libros en papel.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Las persona que se llama "Escritora" debe hacerlo con amor y disfrutando el momento en que lo hace, meterse tanto en su libro que haga parte de la historia, relajarse cuando escribe. Buscar un beneficio económico no es malo, pero pienso que si pierdes el norte y ya lo haces solo por dinero, entonces estás muy mal. Gracias por tu entrada, estuvo muy interesante.

    ResponderEliminar
  8. Hola linda!!

    Yo pienso que escribir es una arte, linda. Y como todo arte, debe venir expresado de los sentimientos y emociones. Las personas que piensan cómo ese señor, manipulan la habilidad que tienen para sacar un beneficio pero no para expresar realmente un sentir; porque si así fuera, no habría dicho lo que dijo: "no me importan si se venden o no", JA!

    Es un muy buen post éste. En lo personal no consideró que te debas sentir mal; tener cierto beneficio económico por hacer lo que uno ama hacer, no es malo. Malo sería no obtener el beneficio de sentirte bien contigo misma y con lo que haces.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todas por sus comentarios. Lo que he podido concluir de leerlos es que con unas palabras más o unas palabras menos, todas pensamos igual. Y me da mucha alegría ver que todas las que escribimos lo hacemos por el simple gusto de escribir y de compartir nuestras historias.
    Un beso a todas.

    ResponderEliminar
  11. hola, yo escribo, por placer, por trasmitir un pensamiento, por compartir sueños, y viajar en la imaginación, tambien escribo por que me gustaria ayudar a otros y levar su vida un poco de felicidad, opino que en la vida hay que hacer lo que te guste, y hacerlo con amor, lo demas vendra por añadidura. esa es la diferencia del triunfo. animo. sigamos dando el corazón.

    ResponderEliminar