Cover Design: No gaste ¡INVIERTA!

¡Descubre qué nos confiesan las diseñadoras de Cover Design en reveladora entrevista para el reportaje: Mi portada: ¿Un clon?!


Cover Design se fundamenta en el desafío de crear algo único, que sea atractivo, motive y ayude a los demás a encontrar su camino, en este caso, el diseño de una portada de gran impacto para conquistar a miles de lectores.



SM: ¿Cuáles son las condiciones que le comunicas al autor una vez que contrata tus servicios para el diseño de la portada?


CD: Para hacer nuestro trabajo de forma efectiva y rápida, le enviamos al autor, un cuestionario con preguntas básicas sobre su obra. Esto nos permite acercarnos a lo que el autor desea en el producto final.
La condición más importante, hace referencia al uso de las imágenes para su portada, ya que, algunas de las imágenes con las que trabajamos son propias y otras, tomadas de páginas de internet que se encuentran libres de derecho de autor y que pueden ser usadas para fines comerciales. Si el autor desea incluir alguna imagen en la obra, deberá suministrarla, teniendo en cuenta que deben ser imágenes de excelente calidad y deben hacer constar que han pagado por ellas. Además, deberán suministrar el nombre del ilustrador o fotógrafo que haya realizado el trabajo. 

Una vez concluido el diseño, solicitamos al autor que incluya a CoverDesign en los créditos de su obra, bajo la figura de: “Diseño de Portada”



SM: ¿Qué tipo de licencias son las que hay que considerar para comprar una imagen? O bien ¿Cuáles son las licencias o cláusulas de las que debemos tener cuidado?

CD: El proceso de búsqueda de imágenes en la web puede ser infinito. Si la imagen está disponible para descarga gratuita, se debe tener cuidado con qué fin está permitido su uso, ya que la mayoría de estas imágenes son únicamente para “Uso No Comercial”. Cuando pagas por una imagen tienes muchas más libertades. Por ejemplo, en las webs www.shutterstock.com o www.corbis.com encuentras dos tipos de licencias para comprar imágenes: estándar y mejorada. La versión estándar te permite usos comerciales y usos limitados para promoción; y la versión mejorada, te permite usos ilimitados de mercancías así como usos comerciales de alta exposición.



SM: ¿Es difícil comprobar  si una foto ya ha sido utilizada en otros libros?

CD: En nuestra opinión sí, aunque no es imposible. Es como el titulo de la obra, podría darse el caso de que existan dos obras (o más) con el mismo título. 

La cantidad de imágenes en los bancos de imágenes son infinitas y es casi imposible comprobar si la imagen ha sido adquirida para el mismo uso. 

Hay también que recordar que el diseñador tiene un muy corto periodo de tiempo para diseñar la portada ya que todo proceso editorial tiene un tiempo límite y la mayoría de este tiempo se va en escribir, corregir y editar. La portada es una de las últimas cosas que se hace y usualmente está muy cerca del deadline de la obra. 

La gran mayoría del tiempo el diseñador no puede invertir el poco tiempo que tiene que comprobar si una imagen ha sido utilizada, ya que además el proceso de selección de esa imagen ha pasado por un grupo previo que puede constar del escritor, el editor y el equipo creativo.



SM: Un diseñador, según mi criterio, puede hacer parecer tu novela como un libro genérico, en lugar del esfuerzo creativo único que es. Hemos visto como un solo párrafo robado en una novela de 95.000 palabras puede encender una polémica. Ahora, cuando un autor comparte la misma portada con otro colega, no solo puede implicar una falta de orgullo en el trabajo de ambos, además, el lector podría considerar que una de las dos obras es un plagio, quitándole el mérito y reconocimiento a una de ellas (puesto que cuando esto sucede es porque los libros persiguen una misma tendencia y público objetivo). 
¿Cómo diseñadoras cómo actuarían si se ven comprometidas a este tipo de situaciones? ¿Crees que los autores son víctimas de diseñadores poco éticos y perezosos y que no advirtieron al autor acerca de los riesgos del uso de imágenes almacenadas?   

CD: Ante todo no hay que generalizar, como ocurre en todas las carreras, hay personas con ética y otros sin. Así como hay profesionales que son exigentes y dan lo mejor de su trabajo y otros no tanto. Sin duda, y como en toda profesión, existen diseñadores que prefieren tomar una imagen, trabajarla poco –o nada–, para cobrar el trabajo económico o rápido. Así como existen escritores que prefieren pagar barato con tal de tener una portada para su libro sin importar la calidad o legalidad de la imagen, ahí es donde los (mal llamados) diseñadores se aprovechan. Hay que resaltar que saber manejar uno o dos programas de diseño no te hace diseñador. El diseño es una carrera de 3 a 5 años donde estudias cada elemento del plano, la psicología del color, la armonía de los elementos y hasta el alcance de una imagen al lector. 

Siempre decimos que lo barato sale caro. Muchas veces las portadas se repiten o tienen poca calidad porque el cliente busca personas que no son profesionales para hacer un trabajo económico y las consecuencias son: una portada repetida, portadas mal trabajadas, imágenes plagiadas que luego le traen problemas legales al autor, etc.

Hay que tener mucho cuidado a quien escoges como diseñador de tu portada, porque no solo estás eligiendo a un profesional al que vas a pagar sino a la persona que la va a poner la “cara” a tu libro. 

Por eso siempre recomendamos investigar quién es la persona (o empresa) con quien vas a trabajar e invertir una cantidad de dinero y tiempo valiosos. 


SM: En algún sitio leí que para que una portada destaque, sea saludable y no sufra de una “Clon-its”, la imagen debe ampliarse para eliminar todo elemento que pueda coincidir en otra portada, Y fue por eso que en algún momento la tendencia de colocar sujetos y parejas “sin cabeza” resultó popular en las novelas románticas, pues lo único que modifican es el fondo, el color del vestuario y algún otro elemento que el diseñador considera importante agregar para hacerla única ¿Es esto cierto? ¿Qué elementos juegan un papel importante para manipular una imagen?

CD: Nosotras estamos de acuerdo con esto. Sobre todo hoy en día, ya que, como dijimos anteriormente, el acceso a las imágenes por internet es infinito. Ya no se trata de hacer una sesión de fotos para elegir una, que sea la imagen de la portada. Ahora con tan solo un click, tienes la imagen que sin duda, alguna otra persona está adquiriendo también para el mismo fin. 

Por eso recomendamos intervenir la imagen lo más posible, así como sobreponer imágenes a manera que la portada sea única o tomar la foto exclusiva para ella, es la mejor manera de no encontrar tu portada repetida en la web. Todo sin sobrecargar el trabajo. De ahí a que un profesional lo haga, ya que solo él podrá intervenir y manipular imágenes sin sobrecargarla o restarle calidad.
Así como la literatura ha cambiado sus portadas también. Una novela erótica no significa que tenga a una pareja, de hecho la tendencia de usar un elemento sugerente (libros de Sylvia Day, Sylvain Reynard o la misma E.L. James son claros ejemplos). Portadas simples pero muy bien trabajadas, además con elementos en plano muy difíciles de copiar ya que por su simplicidad son características.

En estos momentos el diseño de la portada es el principal componente de un libro (además de su contenido por supuesto) o puede ser el peor enemigo. Con los avances de programas de diagramación y diseños es muy improbable que portadas se repitan y cuando esto sucede hay que revisar seriamente el proceso creativo de la misma.



SM: A continuación voy a mostrarte una serie de portadas. Me gustaría que desde tu perspectiva, me dijeras ¿Cuál de los diseñadores se esforzó para intervenir adecuadamente la imagen? ¿Cuál está perjudicando la fama de los diseñadores? o bien, si ambos manipularon correctamente la imagen y todo fue origen de una eventualidad, máxime, que todos excepto uno, fueron lanzados al mismo tiempo, en el mismo idioma y territorio. 

CD: Antes de opinar sobre el trabajo de las portadas hay que tomar en cuenta que en el proceso de escogencia de la imagen el diseñador no tiene el 100% de la responsabilidad, mucho menos cuando se trata de una editorial. Es un trabajo en equipo y muchas veces (y no sucede solo en portadas sino a todo nivel de diseño) las recomendaciones del diseñador no son tomadas en cuenta así que este debe trabajar con las herramientas que le son otorgadas. Por eso siempre recomendamos intervenir lo mayor posible una imagen para hacerla única.






Consideramos, después de haber estudiado todos los ejemplos, que los diseñadores que crearon las portadas que se muestran abajo, jugaron bien con las imágenes y los efectos aplicados a las mismas. Aunque en nuestra opinión, hay tres: North of Beautiful (ejemplo 1-2), el de Laurel K. Hamilton (ejemplo 2-1) y Loved (ejemplo 3-2) en los que no se están mezclando bien todos los elementos. 

En las portadas, es muy importante destacar el título de la obra y el nombre del autor, sobre todo si este, es un autor de Bestseller, en cuyo caso, su nombre deberá superar en tamaño al título de la obra, porque allí quién vende no es la obra, si no el autor.

Todas las tipografías que lleve la portada, deben ser claras y legibles rápidamente. 

En el caso de la portada ejemplo 3-1, cuesta mucho entender el título de la obra y el del autor, está separado y a pesar de que puedo leer que es un autor de bestsellers, es muy importante que el nombre del mismo se mantenga unido para crear una imagen limpia. Como se puede observar en los ejemplos que le siguen.   


SM: Para finalizar ¿Algún consejo, sugerencia o recomendación que puedas brindarnos sobre el diseño de una portada?

CD: El consejo que se le da a todos los clientes que nos llegan… en el diseño, ¡menos es más!
Cuando terminamos de escribir un libro, ocurre que queremos describir todo el libro en una sola imagen y terminamos cometiendo el error de cargar ese espacio con miles de imágenes, dibujos, características, tipografías… en fin, con todo lo que de alguna manera le dé a entender al lector de qué trata la obra. Eso, definitivamente es un error. Elijan a profesionales para elaborar la portada de su libro. Quizá puedan pensar que es un gasto, pero hay que entender que el diseño de la portada de tu libro es su carta de presentación. Mientras más profesional sea, llamarás la atención de más lectores.

Y coherencia. Es un error llamar al libro “Amor a primera vista” y el género de la obra es terror en la que no hay ni una pizca de amor. 

La portada es la cara de presentación de tu obra, debe estar relacionada con el tema o el género de la novela en una imagen simple, pero atractiva a la vista, para que lector se sienta atraído a tomar el libro y luego, darle la vuelta para leer la sinopsis.

***

Si deseas contratar los servicios de Cover Design pueden hacerlo a través de las siguientes redes sociales:

Twitter: @Cover_designers

***


ANUNCIO IMPORTANTE: Si te suscribes a nuestro blog el día de hoy, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.



¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK

0 comentarios:

Publicar un comentario