Casas de estilo victoriano






Según la Wikipedia, la época victoriana de la historia del Reino Unido, marcó la cúspide de la revolución industrial y del imperio británico. Aunque esta expresión se usa comúnmente para referirse al extenso reinado de Victoria I (20 de junio de 1837 — 22 de enero de 1901), algunos académicos anticipan que el período comenzó gracias a los profundos cambios culturales y políticos que se dieron después de la promulgación del Acta de Reforma de 1832. Históricamente, esta etapa fue precedida por la Regencia y continuada por el período eduardiano.

La novedad de la época, es que la sociedad abandonaba la ruralidad. En 1851 y por primera vez en la historia, los habitantes de las ciudades sobrepasaron a los rurales. Se generó la revolución del transporte, con el tren y el barco a vapor, eso aumentó la producción de hierro y carbón, por tanto, las zonas donde se explotaban dichos materiales rápidamente se transformaron en ciudades.

Esa época coincidió con la inmigración británica hacia América del Norte. EEUU mejoro su nivel económico y social y la construcción de casas tuvo gran auge. Ejemplos notables de la arquitectura victoriana se pueden ver actualmente en ciudades como Boston (en el distrito de South End), Saint Louis, Galveston, San Francisco, Los Ángeles, Glasgow, Melbourne, entre otros.

La sociedad victoriana, caracterizada por su arrogancia y creencia en el control del mundo, era bien amanerada y educada, detallista e impertinente en el saber. Esa rigidez moral influyó en cada uno de los escenarios de la vida, como en la arquitectura. El buen burgués soñaba con el orden absoluto, con una sociedad donde las emociones y los sentimientos debían ocultarse, con ese concepto idearon residencias con espacios bien definidos, delicadamente ornamentados y privados.

El estilo arquitectónico victoriano está lleno de variaciones, que pueden reconocerse por las formas de los aguilones en el extremo de los techos, los dinteles, alfeizares, bordes de ventanas, tipo de cerámica, mezcla de colores en los ladrillos de las paredes, las sillerías y en la decoración en general de la fachada. Están llenas de extensiones y detalles ornamentales, como escaleras de madera tallada, porches octogonales, complejos diseños de tejados y vidrieras, chimeneas, galerías, torres y rincones especiales para lectura.

Estilo Clásico



Estilo Gótico



Reina Ana

Segundo Imperio


Según el artículo publicado por el arquitecto D. Pino, los planos de este tipo de vivienda suelen estar administrados de la siguiente manera: en la planta baja destaca el salón principal con chimenea y ventanales con diferentes vistas al jardín, un despacho o biblioteca con su baño, un salón para desayuno y otro para comer y cenar, y una cocina espaciosa con acceso a la cochera (para que las compras no tuvieran que llevarse a la casa por el salón principal), al cuarto de aseo y al de lavado.

En la planta superior están ubicados los dormitorios y cuartos de juego, las casas más lujosas poseen baño para cada habitación; las comunes poseen un baño para todos, menos la habitación principal que posee su cuarto de baño particular.

Muchas de estas casas poseen buhardillas como ático de depósito, o para habitaciones adicionales, ya sean dormitorios o salones de lectura o juegos. En la época victoriana la educación se impartía en las casas, pero se procuraba mantener a los niños lejos del área donde los adultos se reunían o descansaban, para que sus gritos y parloteos no molestaran, por eso, los salones de clase y cuartos de juegos solían ubicarse en las buhardillas.


Los detalles en la decoración suelen ir de la mano con la arquitectura y buscan reflejar el mismo período. Se pueden apreciar zócalos de madera altos, empapelados de flores o rayas verticales, combinados con la tapicería de los muebles y la tela de las cortinas, así como luces bajas, alfombras, candelabros, jarrones y óleos de imágenes antiguas, etc.





Este tipo de residencia no solo representa un excelente escenario para ambientar novelas históricas, sino también, novelas contemporáneas. La belleza y delicadeza de épocas pasadas combinada con el dinamismo presente, crean ambientes sobrios, melancólicos y llenos de estilo, capaces de fortalecer el romanticismo o el misticismo de nuestras historias, y la nutren con anécdotas y detalles interesantes. Anímense a desarrollar obras en estos escenarios.

Feliz fin de semana.
Jonaira Campagnuolo




ANUNCIO IMPORTANTE: Si te suscribes a nuestro blog el día de hoy, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.



¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK

0 comentarios:

Publicar un comentario