¿Existe la antigua magia?

 Por Sianny Mckay

 
… y escuchar las palabras que habías escrito me hizo comprender… que en tanto hubiera una oportunidad de que tú estuvieras en este mundo, yo querría seguir viviendo en él. La antigua magia | Lisa Kleypas
 



Mírame una sola vez, ojos color de esperanza, mírame una sola vez,
 y verás cómo mi amor te alcanza.



Las novelas de reencuentros son, naturalmente, uno de los temas más sublimes del género romántico.
 
Y debo aceptarlo, es uno de mis favoritos.
 
Cuando un antiguo amor aparece, desempolva la pasión que se creía dormida, derrumba todo proceso de superación, reanima viejas heridas y afianza el lazo inquebrantable de un amor que continúa latiendo, dejando entreabierta la puerta de la fe.
 
Como lectora, este tipo de historias, en donde se mezcla el factor tiempo (quien se encarga de mantener viva la esperanza) con las segundas oportunidades (donde el amor todo lo disculpa, todo lo cree y todo lo espera);  innegablemente, me deja sensaciones de bienestar "emocional", pues soy testigo de la valentía de los protagonistas para enfrentarse a todo el mundo y de lo que están dispuestos a hacer por amor.
 
Como aprendiz de escritora, este clase de argumento, representa gran cantidad de material potencial para enriquecer una novela y crear una historia cautivante y conmovedora. Viene cargado de luces y sombras, de agonía y restauración, de un antes y un después, donde se muestran el crecimiento de cada uno de los protagonistas, la evolución de la relación y un amor indestructible que perdura en el tiempo.
 
Tal y como lo describe Lisa Kleypas en La antigua magia, donde muestra ímpetu y la vigor de ese amor juvenil que se vio interrumpido pero que, sin importar las adversidades, la magia que existía entre ellos sigue intacta, inclusive, más poderosa.
 
O bien ¿Quién recuerda Persuasión de Jane Austen? Donde la protagonista se reúne de nuevo con el Capitán Wentworth a quien rechazó, a pesar de amarlo, cuanto éste le propuso matrimonio.
 
Debo irme, es verdad. Pero volveré o me reuniré con su grupo en cuanto pueda. Una palabra, una mirada me bastarán para comprender si debo ir a casa de su padre esta noche o nunca. Persuasión | Jane Austen.
 
Los reecuentros, pueden llegar a conmover al corazón más frío. Cualquier ser humano desea siempre un amor eterno o por qué no, aquel amor de adolescencia, tan vital, volátil y poco pensante, que se marchó dejando muchas preguntas sin responder...
 
Sin embargo, el amor también se puede revelar de distintas maneras como en El Caballero de la Brillante Armadura de Jude Deveraux, quien hizo posible un reencuentro diferente, creíble y a la vez, muy enternecedor.
 
 
Sin duda alguna, cuando llega una reconciliación después de librar una batalla de odio, orgullo y de rencor por varios años, da pie a la más generosa y grande de las entregas y, a cierta altura de la soireé, la sensación de que aquello que una vez se dio por perdido pueda recuperarse, debe ser extraordinario.
 
 
Ahora bien, reitero el título del post ¿Existe la antigua magia?
 
Sí, yo creo que sí.




¡Hasta la próxima!

Sianny Mckay
Columnista Escribe Romántica

Si te suscribes HOY a nuestro blog, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.




¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

7 comentarios:

  1. Existe, sin duda. Me gustan muchos esos reencuentros con final feliz, pero sobre todo, me gustan porque me recuerdan historias de amor reales, amores "imposibles" que con el tiempo se hacen posibles, se realizan... hay un "felices para siempre" porque el amor siempre anduvo entre ellos hasta que estuvieron preparados para aceptarlo y vivirlo. Precioso artículo que me ha traído muy buenos recuerdos. Gracias <3

    ResponderEliminar
  2. Existe, sin duda. Me gustan muchos esos reencuentros con final feliz, pero sobre todo, me gustan porque me recuerdan historias de amor reales, amores "imposibles" que con el tiempo se hacen posibles, se realizan... hay un "felices para siempre" porque el amor siempre anduvo entre ellos hasta que estuvieron preparados para aceptarlo y vivirlo. Precioso artículo que me ha traído muy buenos recuerdos. Gracias <3

    ResponderEliminar
  3. La antigua magia de Lisa K es mi libro favorito de Romance histórico (está en el primer puesto junto con "Promesa" de Lavyrle Spencer)

    Es un libro de mucho sentimiento; apasionado, conmovedor y, aveces desgarrador.

    La antigua magia existe. Ya sea que alguien aún mantenga latente el amor bajo la piel y el otro quizá no, no deja de ser menos real.

    Muy buen post.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. @Delfín: estoy de acuerdo contigo. Saber que ese "imposible" se vuelve posible a pesar de los años transcurridos o circunstancias vividas es lo que hace este tipo de novelas sobre reencuentros
    mágicos y extraordinarios.

    @Ariuska: La antigua magia es uno de los mejores libros que he leído, remueve todos mis sentimientos ¡Es muy conmovedor!Tal y como su nombre lo dice: ¡Es mágico!

    No he leído "Promesa" de Lavyrle Spencer, así que te agradezco la recomendación.


    Un abrazo y gracias por comentar.


    ResponderEliminar
  5. Amo las historias de reencuentros y sin duda existe. lo se por experiencia propia, lo estoy viviendo en este mismo instante. Y para nosotros dos es como si todo ese tiempo, desde nuestra separación hasta nuestro encuentro, nunca hubiese existido. Seguimos sintiendo lo mismo el uno por el otro y todavía más.Este tipo de novelas trata de un amor sumamente real y el más tierno de todos.

    ResponderEliminar
  6. @Anónimo, qué alegría escuchar una historia de reencuentros en la vida real. Cuando una logra resarcir los acontecimientos que fueron el motivo de la separación, debe ser un sentimiento inigualable y maravilloso.

    Te deseo muchos éxitos.

    Un beso enorme.

    Sianny Mckay
    www.siannymckay.com

    ResponderEliminar
  7. Quien pudiera enamorarse todos los días. ¡Yo quiero! Los amores que renacen son fantásticos si fueron truncados por circunstancias exógenas a los enamorados o por verdaderos malos entendidos. Por el contrario, disgusta que un "amor" renazca porque alguien reconsidero al otro durante el tiempo. Sin duda, enamorarse vale muchísimo más que todos los posibles golpes a sufrir. Si encuentras el amor, abrázalo tan fuerte que termine dentro de tu pecho como un segundo corazón.

    ResponderEliminar