Gabriela Exilart | Conociendo a autoras de Novela Romántica




Gabriela Exilart nació en Mar del Plata en Agosto de 1970. Trabaja de abogada, es docente en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, y es una apasionada de la novela romántica. Sus novelas abarcan diferentes períodos de la historia de la Argentina. Especialmente interesada por los problemas ambientales, sus historias viajan del pasado al presente con magnífica fluidez. Tormentas del pasado es su primera novela publicada.
 
Gabriela, muchas gracias por aceptar la invitación y compartir tu tiempo con toda la familia Escribe Romántica. Antes de comenzar la entrevista, me gustaría darte nuestras felicitaciones por tu primera novela Tormentas del Pasado.

He visto cómo su éxito crece a pasos agigantados y además, está causando revuelo en las redes sociales, especialmente en Facebook. ¿Podrías contarnos un poco acerca de qué nos encontraremos en tu novela?

Hola chicas, gracias por contactarme e interesarse en Tormentas del pasado.

En ella encontrarán una historia de amor ambientada en la Revolución del parque de Argentina, ocurrida en el año 1890, entre Prudencia, una joven inmigrante, muy pobre y Diego, un joven abogado de una familia de alcurnia de la sociedad porteña.

Ella, a raíz de un abuso que sufre en su adolescencia, mata a un hombre y a va a prisión. Años después es ayudada por una mujer de buena familia que la reinserta en la sociedad bajo una nueva identidad, Victoria. Y conoce a Diego, involucrado en la revolución, con quien entablará una apasionada historia de amor.
Además hay otros personajes que dan vida a otras historias, románticas unas y de odio y venganza otras.

Eres abogada, docente, madre, escritora… ¿Cómo organizas el tiempo para cumplir con tus deberes? ¿Tienes algún horario determinado para escribir?

Es todo un desafió cumplir con todas las obligaciones. En verdad escribo en los huecos, cuando puedo, quitándole horas al sueño y a veces a mi trabajo como abogada. No tengo un horario para escribir, porque además depende de la inspiración. Hubo veces en que tenía el tiempo pero no las ideas, y al revés también.

En algún sitio leí que tienes nueva novelas terminadas ¡Nueve! Y dos más en proceso ¿Cuánto tiempo tardas en escribir y corregir un manuscrito?

Mi camino de escritora arrancó a los 14 años, cuando escribí mi primer policial romántico. Cada novela tiene su propio tiempo, algunas las escribí en seis meses, otras me han llevado mucho más tiempo. Todo depende del desborde creativo que tenga. Corregir es más fácil, les hago una o dos lecturas y listo.

¿Cómo comenzaste tu plataforma de autor? ¿Cuál fue tu estrategia para dar a conocer tu novela y tu labor de escritora?

En realidad no hay estrategia. Escribo desde siempre, en cierto momento con ayuda de una prima hice un blog y empecé a publicar mis poesías o relatos. Publiqué una novela policial en Editora Digital hace unos años, bajo un seudónimo y empecé a enviar mis otros proyectos a las editoriales. Tormentas del pasado fue elegida y la Editorial Random House Mondadori se encargó de su difusión y publicidad.

Gabriela ¿Cómo es tu proceso de escritura? ¿Qué es aquello que surge primero? ¿La investigación, los personajes, creas una trama o piensas en la ambientación?

Por lo general surge primero la ambientación, el entorno, la época de la historia, y luego aparecen los personajes. Muchas veces la inspiración viene de alguna noticia que escucho o que leo. Así fue con Tormentas del pasado. Escuchaba en el año 2009 a un historiador, en un aniversario de la Revolución del Parque, y así nació la idea de la novela.

Cuando se escribe en otra época es muy común entre escritoras noveles que olvidemos que el objetivo de nuestro trabajo: escribir una novela romántica y no un libro de historia ¿Cómo se puede lograr un balance entre ambas, y no aburrir al lector cuando los datos históricos son fundamentales dentro de la trama?

Como lectora empedernida que soy voy releyendo constantemente lo que escribo, y si me aburro… es hora de recortar la historia.

Ahora, cierra los ojos y retrocede al año 2007. Qué sientes cuando te digo “El cuarto arcano” ¿Lo recuerdas? ¿Qué tanto influyó en ti Florencia Bonelli?

El cuarto arcano fue un disparador. Hacía muchos años que no escribía, y su lectura me generó un desborde creativo. Le escribí a Florencia al correo que estaba en el libro e iniciamos un intercambio muy lindo. Ella me instó a escribir de nuevo y a enviar mis proyectos a las editoriales. No tengo palabras de agradecimiento para Flor.

Publicación. El sueño de todo escritor: pertenecer a un gran sello editorial. ¿Te gustaría compartir con nosotros cómo ha sido tu camino hacia la publicación? ¿Pensaste en autoeditarte alguna vez?

Sí, mi sueño era publicar, que mis historias fueran conocidas y pudieran entretener a otras mujeres. El camino fue duro, la mayoría de las editoriales dicen NO cuando uno quiere enviar material. Hice algunas averiguaciones para publicar por mi cuenta, pero no me convencía el tema de la distribución, yo no soy vendedora, no podría vender ni un helado un día de 40 grados, de manera que desistí.
Tormentas del pasado llegó a Plaza&Janes a través de la página de la editorial. Envié el proyecto y luego de unos meses me escribieron que querían contratarla. Cuando recibí ese mail, salté de alegría.

Cuando PLAZA & JANES te confirma que formarás parte de su catálogo de autoras tuvo que ser un momento único y desbordante de felicidad, donde todo es maravilloso. Pero luego de la euforia, tienes un contrato que firmar, un papel donde imprimirás tu autógrafo aceptando las cláusulas que en él se establecen. Y aquí es cuando debes analizar si es conveniente o no.
Eres abogada y de seguro no tienes dificultades en comprender estos documentos —que se pueden volver engorrosos— ni muchos menos entrar en pánico o inseguridades comunes entre los que no somos expertos en este ámbito. Es por eso que te pregunto ¿Qué elementos o palabras son importantes al momento de firmar un contrato?

En realidad, firmé el contrato casi a ojos cerrados. Random House Mondadori representa para mí una empresa seria y las cláusulas eran claras y concretas.
¿Qué se debe tener en cuenta?  El plazo del contrato, que la editorial se encargue de la distribución, el porcentaje de regalías, básicamente eso.

Y ¿Qué consejos darías a los que les han rechazado sus manuscritos o incluso, a los que no se deciden si publicar o autopublicar?

A los que les han rechazado un manuscrito, que sigan intentando. A la mayoría de los autores les rechazaron sus novelas antes, y sino basta recordar el caso del gran escritor Gabriel García Márquez, o la escritora de Harry Potter. Nunca desistir, nunca abandonar un sueño, la perseverancia es el camino.
En cuanto a autopublicar, yo no lo aconsejo. Tengo amigos que lo han hecho y no les ha ido bien.

Gabriela,  estoy segura que muchas quedaremos con deseos de conocerte más y es por eso que te propongo lo siguiente: Por cada pregunta que te señale, me responderás lo primero que piensas ¿De acuerdo?

Color: azul
Comida: asado
Canción: un tango (Nada)
Autor: Isabel Allende
Novela: Indias Blancas
Personaje: Nahueltruz Guor

Gabriela, fue muy divertido y enriquecedor tenerte como invitada el día de hoy en Escribe Romántica. De nuestra parte, te deseamos muchos éxitos en tus proyectos. Un beso enorme.

Gracias a ustedes, chicas. Besos para todas.

Para finalizar, les dejo el siguiente enlace donde pueden leer la reseña de Tormentas del Pasado realizada por Romina Demicheli


www.sianny.net

¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

  1. Hola, te quedó muy linda la entrevista. Qué bueno conocer mejor a Gabriela. Gracias por incluír mi reseña, espero que otros también puedan disfrutar de la novela. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrevista...
    que linda difusión se hace de esta luchadora y talentosa mujer...
    muy buen blog !!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto la novela " tormentas del pasado, leí por ahi que tiene nueve novelas mas terminadas, quisiera saber si las han publicado

    ResponderEliminar