La escritura y la música



Antes de comenzar con el artículo de este martes, me gustaría agradecer los comentarios y la buena acogida que tuvo mi primera entrada en Escribe Romántica, titulada “El miedo a escribir”.

Mi miedo a escribir ya se ha ido gracias a sus comentarios y apoyo. ¡Muchísimas gracias!

 Ahora, vamos al tema de hoy...

La escritura y la música


 "Para mí, el mayor placer de la escritura no es el tema que se trate, sino la música que hacen las palabras." Truman Capote

“Las palabras fluyendo como una melodía...” eso frase se vino a mi cabeza ayer por la tarde, mientras intentaba resolver un conflicto que yo misma había elaborado. Dicho conflicto tenía relación con la historia que estoy desarrollando ahora. Mis protagonistas habían terminado su relación de forma abrupta, y por supuesto que yo debía solucionar eso. Sin mencionar que dicha ruptura había creado una “depresión literaria” a mi lectora ideal. Todo estaba en caos, así que mi obligación de ayer, era resolver esto que yo misma había ocasionado. Sabía que mi cabeza no estaría tranquila hasta no devolverles la alegría a mis protagonistas. Así que me predispuse a trabajar en eso.

Creo que a muchas de ustedes les ha sucedido, que escribimos escenas al azar. De pronto se nos vienen a la mente y debemos escribirlas, independientemente de que no sea lo que viene exactamente a continuación en la historia.

Pues bien, yo ya había escrito toda la ruptura mucho tiempo atrás y ahora, hace un par de meses, retomé desde el punto en el que estaba originalmente, es decir, cuando ellos todavía eran una pareja feliz. Ayer llegué al momento en el que debía unir eso con la ruptura, y luego la solución del conflicto. Fue una tarea que me agotó bastante, pero al final del día disfruté al darme cuenta de que mis protagonistas se habían reencontrado. Se amaban, y el panorama se veía bastante alentador. Me sentí bastante feliz y conforme conmigo misma al haber llegado a ese punto. Les confieso que he comenzado a creer que un poco de talento debo tener para esto. Pero bueno, supongo que solo fue la emoción de haber conseguido escribir todo eso.

Pero ¿cómo lo conseguí?

Creo que al tener las ideas, y la motivación para escribir, gran parte de la tarea está hecha. Pero, personalmente, necesito de un ingrediente adicional: la música.

¿Alguien más necesita de este maravilloso ingrediente?

Bueno, tampoco es que yo sepa mucho de música. Pero creo que sé lo suficiente como para poder apreciarla, disfrutarla e inspirarme con ella.

Personalmente, una de mis maneras favoritas de escribir, es escuchando música. Siento que al escucharla las palabras fluyen más fácilmente, incluso mi cerebro trabaja mejor. Es como si alguna fuerza divina estuviera guiando mis dedos de acuerdo al ritmo, o mejor dicho, a la intensidad de la escena.

Por ejemplo, ayer estaba escribiendo los pasos que conducirían a mis protagonistas al reencuentro. Escogí de ‘soundtrack’ un álbum de baladas de un grupo que me gusta mucho. Y de pronto, la melodía fue guiándome. Como si aquellas armoniosas voces, estuviesen dando un concierto especialmente para mí y mis personajes.

Luego, cuando leí lo que había escrito, una vez más con la música, fue como si estuviese viendo cada escena, casi como si fuese una película.

Lo que escribimos, puede convertirse en una hermosa melodía para nuestros lectores. Puede, por qué no, inspirar a alguien más, darle ánimo, etc. Casi como si las palabras tomaran vida a medida que vamos leyendo. Es por esto que creo que la música y la escritura van de la mano. De cierta forma para mí se complementan. ¿Alguien más piensa lo mismo? Espero que sí. De lo contrario, estas sólo serían las divagaciones de una loca que ama los libros y la música…

A lo largo de mi vida he intentado unificar mis gustos. Que uno complemente al otro, y creo que de por sí, estas dos expresiones artísticas son compañeras inseparables. Sin una buena letra, probablemente no se podrían crear aquellas melodías maravillosas y viceversa.

Así que, si alguna vez presentan algún tipo de bloqueo con ciertas escenas, recurran a la música. Quizás a alguna melodía que refleje o que sea capaz de recrear lo que están escribiendo. Les aseguro que poco a poco, las palabras comenzaran a fluir de una forma mucho más rápida.


¡Dejen volar su imaginación al ritmo de una hermosa melodía!


Que tengan una buena semana.



Constanza





¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Connie Acevedo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

9 comentarios:

  1. A mi me pasa lo mismo, Constanza. Sin la música mis protagonistas no hubieran amado, ni odiado, ni vuelto a amar. Cuando te leía, me veía a mi misma haciendo lo mismo. Un abrazo. Marcela

    ResponderEliminar
  2. Que habría hecho yo sin mi Luis Miguel y sus boleros durante el año que he tardado en escribir y corregir mi novela. ¡Puff! es que las canciones parece mentira que en tan corto espacio puedan expresar tanto. ¡Qué envidia!

    ResponderEliminar
  3. La música, "el arte de las musas"...

    Sí, porsupuesto! la música nos ayuda a escribir. Es como emprender un viaje ¿verdad?. La música nos invita a introducirnos en nuestra historia para ver con claridad la verdadera escencia de lo que estamos creando. Mas que ayudarnos a 'inventar' nuestra obra, nos ayuda a "descubrirla", porque nuestra historia se alimenta de nuestros sentimientos más profundos, sentimientos que a la vez se alimentan de experiencias; y la música es una experiencia, así que no necesitamos comprenderla para dejarnos guiar por ella~

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Para mí mis musas son mi imaginación y la música. Todos los libros que he escrito tienen un "soundtrack" es la música que escucho mientras lo escribo y la que me mueve junto a los personajes. La que les da alegría, tristeza y rabia. La música para mí es la más sublimes de las expresiones artísticas. Yo no puedo vivir un día sin ella y menos escribir sin ella.
    Así que no estas sola en esto ni eres una loca divagando jajajaja. Eres parte de un grupo de locas que divagan y disfrutan la música :)
    Felicidades por tu entrada.

    ResponderEliminar
  5. Nuevamente algo que me ha sucedido. La música me ayuda muchísimo, adoro las bandas sonoras de películas. También he experimentado el deseo de dibujar a mis protagonistas, pero lamentablemente no poseo ese talento... Gracias por tus acertados comentarios y consejos. :)

    ResponderEliminar
  6. Que extraño, no siento esta inclinación. Prefiero el silencio cuando escribo. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. @Grace: Comparto contigo esa opinión. La música me inspira (momento previo), pero cuando me dispongo a escribir, en el momento propiamente tal, necesito hacerlo en silencio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo. Cuando yo escribo necesito que no me molesten, de ahí que lo haga en la noche, quitándome horas de sueño...La música me inspira escenas, comportamientos,etc pero no puedo escucharla mientras escribo porque no sé vosotras pero comienzo a tararear y entonces las musas desaparecen.

    ResponderEliminar
  9. @Marcela - Me alegra saber que te ocurre lo mismo que a mi. Creo que la música ha ayudado mucho al avance de mis personajes. Un abrazo!

    @Cat - Luis Miguel puede inspirar mucho, supongo que se pueden sacar muchas ideas de sus innumerables boleros. Estoy completamente de acuerdo con respecto a las canciones... es increíble que en esos cortos minutos puedan expresar todo eso. Un abrazo!

    @Nicol - Completamente de acuerdo, la música es la herramienta que nos ayuda a descubrir aquello a lo que le estamos dando vida. Un abrazo! *-*

    @Helena - Hahahaha muchas gracias! me consuela ser parte de este hermoso grupo de locas que divagan mientras escuchan música. Gracias por tu comentario. Un abrazo!

    @innafranco - Me alegra que hayamos coincidido en algo nuevamente. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo!

    @Grace - Supongo que cada cual tiene su forma de inspirarse y sus propias maneras de elaborar sus historias. La mia es inspirándome a través de la música... ¿cuál es la tuya? Un abrazo!

    ResponderEliminar