La Psicología en la Novela Romántica

¡Feliz comienzo de semana!


Una ambientación exquisita, personajes creíbles, una trama bien fundamentada y el uso de la psicología son características que para mí no pueden faltar en una novela, romántica o no. Pero hoy quiero hacer énfasis en esta última característica: la psicología. Me explico.

A principio de año fui a recoger un encargo a la librería y mientras esperaba que me atendieran, aproveché para leer los paratextos de las novelas que se encontraban en el estante de bestsellers (esto se explica muy bien en la Fórmula Escribe Románticay así, poder darme una idea de los elementos que la editorial descata en cada uno de sus sellos.

Cuando leí los elementos promocionales de No confíes en nadie por S.J. Watson y me percaté de que dentro de ellos se encontraba un comentario de Anika entre libros, no dudé en llevármelo.

A grandres rasgos (y espero no sea spoiler) la historia trata sobre la amnesia que sufre la protagonista, Christine, producto de un terrible accidente y esto provoca que solo logre retener recuerdos durante el día. 


En consecuencia queda atrapada en una existencia en la que se despierta cada mañana creyendo que es joven y con el futuro por delante, para descubrir después que es una mujer de cincuenta años, casada y con una vida más que hecha. 


La novela es el angustioso mapa de los intentos de Christine por lograr que todo lo que la rodea cobre sentido. Cada día aprende que ha estado viendo a un psicólogo que la ayuda a recuperar la memoria y que, siguiendo sus sugerencias, ha estado escribiendo un diario para documentar sus recuerdos. Pero poco a poco va dándose cuenta de que algo en la imagen que va formando de su vida no termina de cuadrar, hay algo que no encaja en el rompecabezas. 

Les confieso que a pesar de que la ambientación es sencilla y las primeras ochenta páginas me parecieron muy repetitivas (ya que en cada capítulo ella no recuerda quién es y todo vuelve a empezar de cero), el escritor logró jugar con mi psicología. Llegué a desconfiar de todo el mundo, de su esposo, del psicólogo, de su amiga y hasta de la propia Christine. Fue algo perturbador pero a fin de cuentas, el libro me gustó.

Esto me hizo pensar en la gran variedad de técnicas que existen para jugar con la psique de los lectores, pero creo que una de las más importantes consiste en tratar de escribir la historia con palabras sensoriales para que los protagonistas nos contagien sus sentimientos. Lpsicología  no solo aplica para los thrillers; cuando leemos escenas de acción, eróticas, de tristeza o de temor, el autor está estimulando nuestros sentidos. Eso es psicología.

Podemos encontrar otra manera de jugar con elementos psicológicos en lo que hace el autor/a  de la novela Por un hombre así... me derrito (mantiene oculta su identidad), la cual está narrada por su protagonista Madeleine Bonpassant.


La historia comienza cuando ella regresa al pueblo natal de sus abuelos con el objetivo de olvidar su historia de amor con Ben y empezar una nueva vida lejos de los peligros que han resultado de esa relación. Allí conocerá a Ulises, un chico que logrará conquistarla y a Marcos, el cura del pueblo que se siente atraído por ella en secreto. 


Me pareció interesante conocer la opinión del autor para que nos aconsejara sobre cómo transmitir al lector este tipo de emociones. También, nos dará interesantes detalles de su novela, que además de ser autobiográfica trata, entre otras cosas, sobre como superar la madurez afectiva.

Antes de que conozcan sus respuestas, me gustaría dejarlos con unas palabras propias del autor. 


Soy consciente del misterio que levanta mi persona al escribir todas mis novelas con un seudónimo distinto y que no aclara si soy hombre o mujer. Mi intención no es otra que la de hacer más cercano el personaje, por ese motivo también escribo en estilo autobiográfico.


El autor de la novela es en sí su protagonista y redactor, logrando de este modo un diálogo con el lector de tú a tú, sin narradores de por medio. Más parece un diálogo con nuestro propio yo. Así mismo, mis novelas sencillas, ágiles y fáciles de leer, entrañan un gran deseo de llegar a todos los lectores, incluidos aquellos que a menudo se les hace pesada una obra extensa o demasiado culta. 


Estas novelas románticas enmascaran una base psicológica profunda y seria en la que se sostienen. Cada una de ellas abarca un tema particular de la vida de todo ser humano: La superación de un fracaso amoroso, la autoestima en la adolescencia y muchos otros... 


En el ejercicio de mi carrera profesional, me he desvivido por ayudar, sobre todo a mujeres, a superar relaciones de pareja que les eran dañinas o que simplemente habían terminado para su cónyugue pero no para ellas. Las falsas creencias de que el amor duele y que por amor todo vale, son muy perjudiciales. No sé si el amor sigue siendo el motor que mueve el mundo pero en cualquier caso es de suma importancia. 


Por este motivo, mi primera novela "Por un hombre así, me derrito" está dedicada a este tema en particular. La protagonista sufre por el amor perdido y en el transcurso de la historia podremos ver cuáles son sus pasos para alcanzar la madurez afectiva. 


Deseo que disfrutéis con las novelas y me gustaría animaros a todo@s aquell@s que estáis pasando por un momento delicado como los que en ellas se narran. Confío en vuestro poder de lograr vuestros objetivos y me atrevo a daros varios consejos...


1) Quiérete 
2) Póntelo fácil
 3) Llena tu vida de cosas nuevas y especiales para ti. Aprende a vivir tu vida de nuevo.

ESCRIBE ROMÁNTICA : ¿Cómo lograste plasmar toda tu experiencia profesional en "Por un hombre así... me derrito"?

Tenía muy claro qué quería lograr. Quería comunicarme con mujeres que estaban pasando por una ruptura amorosa, con mujeres que entienden el amor como algo que se ofrece sin esperar nada a cambio, que se vuelven adictas a sus exparejas y no pueden dejar de llamarles por teléfono aunque el dolor de su desprecio sea más intenso que el de su pérdida. Mujeres que antes que sentirse ignoradas prefieren el odio y se dedican a hacerles la vida imposible a sus ex. Mujeres que suplican un poco de amor y se contentan con esas migajas. Mujeres que se dejan desvalorizar y maltratar por sus parejas. Mujeres que se sienten menos valiosas porque un hombre no las quiera. En definitiva, mujeres que piensan que es lícito hacer cualquier cosa por amor, que el amor duele, y que todo vale. En realidad gracias a mi experiencia profesional las conocía bien. 

Así que se me ocurrió que esta podía ser la forma de tenderles la mano. Demostrarles que su situación y sus sentimientos no son únicos en ellas, que le puede ocurrir a cualquiera, que deben cuidar se sí mismas y respetarse pero sobre todo quererse, y que como Madeleine, son protagonistas de su vida, las únicas personas imprescindibles en ella. Se puede empezar de nuevo. Podemos redirigir nuestras vidas, encontrar motivos y formas de seguir adelante. 

Estos casos también se dan en hombres pero o son menos proclives a buscar ayuda o lo viven de forma distinta o simplemente lo resuelven diferente. 


¿Qué elementos son fundamentales para dar credibilidad a la base psicológica de la trama y llegar al corazón del lector?

En mi opinión, para dar credibilidad a la base psicológica hay que ser muy observador, conocerse uno mismo y ponerse en el lugar del protagonista, dejarse envolver por su historia y vivirla en carne propia. Si uno es capaz de eso, aquello que exprese tendrá los sentimientos que debe transmitir. No es necesario grandes descripciones para contagiar emociones. El lector logra ponerse en la piel del protagonista si este es lo suficiente cercano a él como para sentirse identificado. Si el escritor no se implica, el lector tampoco lo hará. Se palpa a través de las letras. 


¿Cuál sería el arco dramático-psicológico para que el/la protagonista vaya superando sus problemas y alcance de nuevo la madurez afectiva?

La protagonista pasa por todo el proceso de superación de una ruptura que es una clase de duelo. Todos hemos pasado por momentos parecidos y es fácil identificarse con ella. Es muy probable que le hagamos frente de modos distintos pero en su esencia todos conocemos perfectamente esos sentimientos. 

Cualquier situación en nuestra vida que nos haga tambalearnos y nos cause inseguridad puede provocar que nos sumerjamos en una relación dependiente. Es posible que nos sintamos muy maduros e incluso estamos convencidos de que nunca en la vida nos veremos en esta situación, que si una relación se rompe simplemente diremos adiós y seguiremos nuestro camino. Incluso es muy probable que hasta el momento lo hayamos hecho de ese modo, pero basta un desencadenante, como por ejemplo, quedarnos sin trabajo, la muerte de un familiar, el cambio de domicilio…, que nos hace sentirnos inseguros y nuestra pareja se convierte en una tabla de salvación y puede acabar siendo imprescindible para nosotros. Nos provoca terror perderla. 

La protagonista tiene una gran capacidad de introyección. El ser humano tiende al equilibrio así que es lógico que vaya madurando. Madeleine idealizará a su antiguo amor y morirá por dentro al tener que separarse de él. Mientras vive ese dolor no es capaz de pensar en nada más pero hay algo en ella que le anima a mejorar, quiere avanzar, ser feliz. Así que aun con mucha dificultad y pocas ganas, se obliga a abrirse puertas. Entonces es el momento en el que se da la oportunidad de alejarse un poco de su problemática, de verse desde fuera y juzgar la relación que tenía. No quiero contaros más porque desvelaría la novela. En ella pasan muchas aventuras ya que su pareja no es un hombre corriente y eso le lleva a estar en peligro de muerte. No es fácil librarse de los sentimientos de placer que produce el enamoramiento, así que Madeleine volverá a caer y tendrá que utilizar la lógica y la razón para salir del atolladero. 

Para Madeleine hay esperanzas y nuevos amores, espero que cualquiera que esté pasando por la misma situación, tenga claro que todo se supera. 

Aparte de toda esta parte psicológica, la novela es una historia que se lee con facilidad, con personajes muy seductores y ambientes que enamoran. Como dicen mis lectores engancha y no se quiere dejar hasta el final. Y es que no es una novela romántica típica. Es una novela trepidante y más de uno se morderá las uñas mientras se desarrolla la parte de más acción. Es muy actual, con lenguaje sencillo, lleno de humor que nos hará sonreír en más de una ocasión. En realidad Madeleine es una mujer muy normal, joven y con ganas de vivir. 


Podéis ver el booktrailer de la novela aquí 

Gracias a Escribe Romántica por plantearme sus preguntas ;) 


 Un fuerte abrazo a tod@s!

Para conocer más sobre el autor y sus novelas les dejo el siguiente enlace: http://www.novelas-romanticas.com/



¡Los esperamos el miércoles!




¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK

0 comentarios:

Publicar un comentario