La práctica hace al maestro


 
Helena en varias oportunidades lo ha aconsejado en sus artículos, yo hoy lo voy a ratificar desde mi experiencia: si somos un poco observadores para encontrar defectos y un poco pacientes para subsanarlos, terminaremos confeccionando textos de una calidad literaria aceptable. Sin embargo, a mí en lo particular me ha sucedido que escribo unas cuantas líneas y digo: “mejor, imposible”, y enseguida me apresuro a subirlo a mi blog o a enseñárselo a alguien orgullosa por mi logro. No solo recibo críticas que alaban mi esfuerzo, también recibo decenas de fallas que antes eran invisibles, y me pregunto: “¿cómo es posible que no haya visto ese error antes?”.

He escuchado a muchas personas decir: “cuando escribimos, nos centramos en la trama y se nos olvida fijarnos en la parte ortográfica y de estilo”, pero yo he analizado que al tener un estilo pobre, el texto queda mal redactado y por tanto, poco entendible. Entonces, ¿cómo puedo mejorar mi estilo?... Simplemente con práctica y recibiendo los comentarios de los lectores. 

Si no queremos revelar nuestro proyecto “oficial”, ya sea para proteger la idea o mantener la intriga y el interés, podemos hacerlo con otro tipo de textos. Por ejemplo, si desarrollamos una novela de romance histórico podemos diseñar relatos cortos con escenas que puedan tener situaciones similares a las presentadas en la historia y compartirla con los lectores, eso nos ayudará a conocer sus opiniones, evaluar qué estamos haciendo bien y qué hacemos mal, donde están nuestros errores frecuentes, etc., etc., etc., de esa manera, cuando revisemos el proyecto “oficial”, sabemos con mayor exactitud cuáles son los detalles que debemos subsanar. Quizás eso no nos redima de toda culpa, pero al menos nos ayudará a mejorar el estilo y le dará una mayor oportunidad a nuestro manuscrito para ser considerado por un editor. 

Hace más de un año me propuse llevar a cabo esa idea. Tenía dos novelas escritas y un relato largo, con ese humilde material abrí el blog DESDE MI CALDERO en el que fui subiendo semanalmente el relato para compartirlo con los lectores. Lo promocionaba por las redes sociales, e incluso, se lo envié a varios bloggeros para que lo leyeran y me dieran sus apreciaciones. El resultado fue increíble, así como recibí opiniones positivas, me llegaron también críticas, que por fortuna fueron constructivas, donde me señalaban las fallas que yo no veía. Pero no solo logré enriquecerme con buenos consejos, también pude hacer amigos y obtener una considerable interacción con los lectores. 

A pesar del buen resultado no quise quedarme ahí, sabía que aún me quedaba mucho por aprender, por eso continué mi práctica aprovechando las ventajas de internet. Los talleres literarios, en la mayoría de los casos, son muy costosos, pero encontré en la web diversos grupos literarios que de forma gratuita y amena te permiten aprender.

Uno de ellos es ADICTOSA LA ESCRITURA, un grupo que cada mes te presenta un planteamiento diferente para desarrollar un relato corto (propuesto por los miembros y decidido por votación), ya sea a través de una imagen, una frase, un personaje, una festividad, etc.. El día de la presentación se sube al blog y se promociona a través de la página del grupo, para recibir visitas y comentarios de los demás participantes, opiniones que permiten ajustar el texto. Estas pueden ser por faltas de ortografía, del argumento, de la narración, o simplemente puntos de vistas personales sobre lo que el lector entendió del escrito. Les confieso que los resultados son sorprendentes.

También formo parte de un grupo de Facebook llamado TALLER DE RELATOS ROMÁNTICOS, auspiciado por unas chicas que nos motivaron a unirnos, presentar un relato del género romántico y comprometernos a leernos entre todas para aportar opiniones y sugerencias sobre cada texto, con la finalidad de mejorar el relato. 

Existen innumerables grupos en la web que de manera gratuita nos pueden servir de ayuda, así como foros, como el de EL RINCÓN DE LA NOVELA ROMÁNTICA (en el que me acabo de anotar pero aún no he participado), quienes tienen una sección para compartir novelas románticas escritas por las foreras o relatos cortos, con la opción de participar en concursos propuestos por el portal. Allí he podido encontrar a varias autoras publicadas que continúan su aprendizaje compartiendo sus escritos con el resto de los integrantes.

Aunado a esto, debo confesar, que también he contado con asesoría profesional. Cuando encontré la página de ESCRIBE ROMÁNTICA (por un golpe de suerte), logré entablar contacto con Liliana y recibí uno de los Coaching de novela romántica que anteriormente ofrecía, los resultados fueron superiores. Las dos novelas que tenía escritas terminé reescribiéndolas, poniendo en práctica todo lo aprendido. Finalmente me he aventurado a enviarles parte del material a algunas lectoras de mi blog y he contado con excelentes opiniones que me han permitido sentirme más a gusto con lo que redacto. 

Estas opciones son las que yo he encontrado, ¿conocen a otros grupos literarios que nos ayuden a practicar la escritura?

Por mi parte, aún queda camino por recorrer y mucho qué aprender y mejorar, y lo seguiré haciendo sin detenerme. Por tanto, si quieren lograr que cada día sus textos logren una mejor calidad literaria, nunca se olviden de la humildad, de reconocer sus fallas, de practicar y compartir. Ya lo dice el refrán: “la práctica hace al maestro”, la perseverancia y la dedicación son las mejores herramientas del escritor. Que pasen un feliz viernes.

Jonaira Campagnuolo
http://desdemicaldero.blogspot.com

 

 

¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo)

Venezolana, acuariana y lectora voraz; madre, esposa, ama de casa, escritora de novela romántica y bloguera. En Amazon encontrarán novelas de su autoría, así como en su blog http://desdemicaldero.blogspot.com. Ofrece cursos y asesorías para aquellos autores que desean iniciar su andadura en la novela romántica, a precios accesibles (interesados escribirle a jonairacam@gmail.com).

    Blogger Comment
    Facebook Comment

6 comentarios:

  1. Hola Jonaira, te saludo desde Chile...primero que todo quiero agradecerte por este aporte, es lo que siempre estoy buscando, alguien que te lea pero a la vez te critique ya que es importante para mejorar. Tengo mi blog y mi fan page en facebook pero casi nadie me lee. Mi romance es erótico pero no tanto como para ruborizarse creo comparado con el estilo español. Como no tengo el lector ideal del que habla Stephen King (no me leen ni en casa), no tengo opinantes.
    Liliana tuvo la gentileza de leer un relato mío y me hizo algunas acotaciones que agradezco mucho.
    Finalmente quisiera hacer una sugerencia para un post acerca del idioma o modismos al escribir. Me explico: creo que escribo sin faltas de ortografía y el sistema me da como error las palabras que no reconoce y pienso que el lector las puede tomar como faltas aunque no sea así, el tema es que soy chilena y no puedo escribir con español de España, hablamos diferentes. Quisiera un consejo para eso ya que a muchas nos debe pasar lo mismo.
    Nuevamente gracias y me inscribiré en todas esas páginas.
    Bye
    www.hadaobruja.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Pilar, a mí me pasa lo mismo que a ti, yo soy de Venezuela y la mayoría de mis lectores son de España, por eso he tenido que acostumbrarme a escribir en un idoma neutro y en caso de incluir algún modismo propio lo coloco con cursiva e incluyo en alguna parte (ya sea en el texto o como nota al pie) el significado.
    Eso es necesario no solo con los lectores españoles, sino con los de otros países. Es mi sugerencia...
    Ahh y sigo tu blog :-D Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo y una información bastante útil la que aportas en él.

    Siempre he pensado que un taller literario o club de escritura es una herramienta fundamental para un escritor, especialmente para uno novel, ya que da una vía directa para que tus escritos sean leídos por otras personas que puedan aportar sus opiniones y sus puntos de vista sobre el mismo. Las críticas, cuando son constructivas, son lo mejor para aprender y evolucionar.

    El hecho de que además los que has propuesto se realicen vía online a mí en lo personal me facilita mucho el camino, ya que aunque siempre he querido formar parte de uno me resultaba muy complicado compaginarlo con mis estudios primero y con el trabajo después. Así que muchísimas gracias :-).

    Sobre la necesidad de utilizar un “español neutro” creo que es un problema que tenemos todos. Yo soy española y también debo contenerme muchas de veces a la hora de escribir para no utilizar expresiones o palabras que, fuera de la zona en la que vivo, o no se entienden o tienen otro significado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola linda!!

    Muy buena entrada, la verdad.

    Yo, siendo venezolana también, entiendo mucho sobre lo que nos haces referencia.

    Lamentablemente en nuestro país la novela romántica actual no es tomada en cuenta, así que nos toca adaptarnos para escribir para otra clase de público.

    Me gusta la sugerencia que haces sobre unirnos a grupos literarios (yo esta semana envié mi solicitud para ser parte de Adictos a la escritura), eso nos ayuda realmente a recibir opiniones diversas y a enriquecer nuestra escritura.

    Yo me animé a abrir un blog, sólo para mis escritos (como primer relato, publique el que envié en febrero para tu Reto de San Valentín) A ver si me pongo estos días a publicar algo más.

    Me emociona bastante conocer a chicas venezolanas que le guste escribir; no creo que seamos pocas, pero si, poco conocidas.

    Te mando un beso linda!!

    Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Adriana, sé que existen más grupos literarios gratuitos conformados por amantes de la literatura, pero en estos es dónde más participo.

    Ariuska, tú tienes mucho talento y mucho futuro, ánimo y me alegra que te animaras a formar parte de Adictos, es un excelente grupo... :-D

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho el artículo. Tiene muchas ideas interesantes y aplicables.

    ResponderEliminar