¿Existen escenas demasiado difíciles de escribir?

Por Helena

Podemos estar seguros de que la mayor esperanza para mantener el equilibro ante cualquier situación recae en nosotros mismos.
Francis J. Braceland






A veces escribo como lectora y leo como escritora. A veces hablo como lo que soy, una escritora y una lectora.

Pero cuando leo como escritora siempre pongo especial cuidado en ciertas escenas. Desde cómo se desarrollan hasta el tipo de desenlace. Y hasta me invento cómo lo hubiese hecho yo de haber sido la escritora.

Cuando escribo también soy precavida en ciertos aspectos de mi novela.

Yo entiendo, y eso lo hemos hablado varias veces, que los personajes a veces parecen que tuvieran vida propia y tomaran el control de las acciones, escenas y diálogos.

Pero uno también tiene que poner mano dura (como dice mi mamá) y no dejarlos hacer lo que a ellos les da la gana, especialmente si sus acciones ofenden o incomodan al lector.

Para mí, lo especial de la novela romántica (en concreto la contemporánea y/o chic-lit) es que sus conflictos siempre tienen solución (usualmente la más conveniente para los protagonistas y para el lector) cosa que me agrada, porque yo leo para relajarme, a menos, claro, que lea suspenso o terror.

Pero si leo romántica sé que los conflictos se resolverán.

¡Ah! ¿Pero cómo? ¿De qué modo el personaje principal resolverá todos sus problemas (problemas que te pueden ocurrir a ti o a mí)?

La forma en que se desenvuelve la trama es tan importante como el final de la historia, por eso hay que tener mucha precaución cuando se escriben ciertos tipos de escenas.

Las violaciones o las agresiones físicas a mujeres son un tema muy delicado de escribir. No toda lectora de novela romántica se siente a gusto leyendo cómo se narra una violación.

Supongo que tiene que ver con la dignidad. Al final para una mujer su dignidad es lo único a lo que se puede aferrar sin importar que le arrebaten lo demás.

Y cuando en una escena le arrebatan la dignidad a una mujer, ya no queda nada. Y la lectora lo siente. Siente la impotencia, la tristeza y la rabia. Siente que ha sido enfrentada a un monstruo que nadie desea ver y menos en una lectura de relajación o escape (lo que es la novela romántica para mí, por ejemplo).

La infidelidad es otro tema muy delicado, porque no todas las lectoras perdonarían una infidelidad sin importar cuánto amor exista entre los personajes.

Aunque he leído novelas en las que alguno de los protagonistas ha sido infiel y la historia se ha desarrollado bastante bien, he observado que algunas lectoras se han quedado como con una piedrita en el zapato.

Para algunos lectores, leer sobre la infidelidad no molesta pero incomoda.

Yo siempre digo que hay que ser muy precavida con lo que se lee (aunque nunca me hago caso y termino leyendo cuanto libro cae en mis manos). Y, de la misma manera, creo que también hay que tener precaución al escribir.

¡Cuidado! No digo que se limiten ni que se coloquen ataduras. Porque al final del día, la escritura es nuestro único medio para explorar otros mundos sin nada que nos retenga.

Pero tengan precaución con aquellas escenas o temas que sientan que podrían herir susceptibilidades, sobre todo si el tema les resulta especialmente incómodo a ustedes mismas. Quizá esa escena tan difícil de escribir no sea la más conveniente ni para los personajes ni para el escritor ni para el lector.

Como todo en la vida hay que ser cuidadosas antes de meternos en aguas que no sabemos si podemos navegar.

Un abrazo y nos leemos la próxima semana

@OhHelenita

 letrasmusicayamro.blogspot.com

¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Blogger Comment
    Facebook Comment

5 comentarios:

  1. "Como todo en la vida hay que ser cuidadosas antes de meternos en aguas que no sabemos si podemos navegar."
    Un fantástico consejo, me ha gustado mucho el artículo, muchas gracias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. En el libro "Deseo y Venganza" de Nora Roberts casi al inicio hay una violacion, cosa que me sorprendio mucho la primera vez que lo lei pero si a alguien le sirve creo que es un ejemplo bueno de como llevar una escena tan delicada.

    ResponderEliminar
  3. También hay una escena de violación en "Seductora inocencia" de Gaelen Foley. Creo que la autora lo manejó muy bien, aunque no dejó de moverme el alma, que finalmente es lo que se busca

    ResponderEliminar
  4. Alexandra no te imaginas ¡cuanto te agradezco por mencionar ese libro! Llevo varios dias recordando retazos de una novela, la unica que el final logro hacerme llorar de alegria y como lo lei hace un par de años no lo encontraba. Acabas de traermelo de nuevo a la memoria... no asimilo esta casualidad jajaja ¡Gracias! :D

    (Por cierto la violacion en este libro deja chiquito al de Nora Roberts)

    ResponderEliminar
  5. Hola mi nombre es Milagros y tengo 13 años, desde los 8 años que leo novelas desde simples, hasta complejas y desde los 11 años que escribo mis propias novelas... Hace un mes termine mi 2 novela y ahora estoy empezando una nueva, estas suelen ser románticas al igual que mis lecturas. Y cuando hago cualquiera de estas dos cosa es como un escape de la realidad y es mágico dejar de pensar en tus problemas y lo que tenés que hacer y de alguna forma sentirte adentro de ella. A veces hay novelas que las leo en un solo día (como por ejemplo hash hash) a principio de año me la regalaron y el mismo día la acabe, ya que me atrapa y no me doy cuenta cuantas hojas di vuelta... Y por otra parte cuando escribo a veces mis personajes se me sueltan de las manos. Yo sigo a un excelente escritor (Quiroga) y uno de sus tips que usa al escribir es que no piensa en la reacción de sus lector al leer sus lineas y eso a veces lo tengo en cuenta al prohibirme escribir algunas palabras por la reacción que tomaría el lector, pero me dejaste una nueva enseñanza " no incomodar al lector" bueno este blog me lo acaba de pasar una tía y me encanto ¡muchas gracias por tus palabras! Que tengan una muy bonita tarde Iara Milagros Decock

    ResponderEliminar