Cómo construir una marca de autor

Internet te permite descubrir a tu lector objetivo del modo más fácil y rápido. Y una vez que lo descubres, también te permite llegar a él con tu mensaje. En el caso de una escritora de novelas el mensaje principal es tu marca de autor.

¿Qué es una marca de autor?

A partir del momento en que decides dar a conocer lo que escribes, y a participar como escritora en cualquier actividad, dentro o fuera de internet, tú eres tu propia marca. El nombre con el que firmas tus obras comenzará a ser asociado con ciertas características únicas y a ser reconocido por los demás. Por ello es vital para tu futura carrera de escritora profesional que aprendas cuanto antes a manejar tu marca de autora. Además de las obras que publiques y presentes, todo lo que hagas públicamente, desde las personas con las que te asocies y las actividades que realices, hasta las opiniones que compartas, definirán qué imagen de autora proyectarás sobre los demás. Cuando presentas tu novela a una editorial, lo primero que hará el editor encargado de revisar tu novela será buscarte en internet. Si es fácil encontrar tu nombre y lo que escribes en internet significa que tienes una presencia activa. Y si esa presencia es fuerte y el público responde positivamente a ella (a través de comentarios, reseñas, menciones de tu nombre y de tu obra, etc.) te convertirás en la prioridad número uno para el editor que recibe tu presentación editorial. Saber construir, desarrollar y gestionar tu marca de autora te hará destacar inmediatamente entre tus competidores y acelerará el proceso de publicación de tus novelas de un modo sorprendente.

¿Cómo se construye una marca de autora fuerte?

Si nunca has mostrado lo que escribes a otras personas, es hora de que dejes de lado tus inseguridades. Tu primera tarea será lanzarte al vacío y comenzar a escribir en tu propia plataforma o en la de otros autores, y aprovechar las críticas constructivas y sugerencias que recibas. El mayor capital que puede tener una escritora es el feedback de sus lectores. Si aprendes a incorporar con humildad las observaciones y comentarios que ellos hacen de tus textos, puedo asegurarte que mejorarás como escritora en tiempo récord. Si en cambio ya has comenzado a mostrar lo que escribes, detente unos minutos a pensar cómo estás gestionando tu marca de autora y luego responde a las siguientes preguntas: 1. ¿Qué publicas en internet? Para que lo que publiques en internet tenga efectividad, debe estar en sintonía con la marca de autora que desees proyectar. Para ello debes comenzar a actuar como tu propia editora y centrar tus esfuerzos en mostrar aquello que identifique a tu marca. Por ejemplo, si quieres ser conocida como una autora de novelas paranormales, publicar una novela de cowboys por entregas solo ayudará a crear confusión en torno a tu marca. Para muchas escritoras es muy difícil asumir el rol de editoras y establecer una línea editorial precisa y constante. Pero si vas a construir una marca de autor fuerte, todo lo que hagas como escritora dentro y fuera de internet debe representar tu marca de manera fiel. De aquí se desprende la primera regla de oro para construir y gestionar una marca de autor fuerte:
"Todo lo que escribas públicamente debe ser consistente con tu marca"
2. ¿En qué plataformas publicas? Es imposible crear una marca de autor en el vacío, por eso es importante que entiendas exactamente cuál es el alcance actual de lo que publicas. Si has comenzado a publicar un blog, debes saber que lo que escribas en él no será inmediatamente leído. Y lo más probable es que durante algunos meses no recibas más que un puñado de visitas por semana, y además no todas ellas estarán interesadas en lo que escribes. Sé constante con las publicaciones de tu blog, pero también procura que tus artículos y relatos sean aceptados en otros blogs, foros u otras plataformas donde sepas que circulan lectores que podrían estar interesados en lo que escribes. Regla de oro número dos:
"Para que tu marca de autora se haga visible debes ganarte la confianza de tus lectores, y para ello debes escribir con cierta frecuencia en una o varias plataformas"
Esto nos lleva directamente a la siguiente pregunta: 3. ¿Para quién publicas? Si tu respuesta es “para todos” o “para quien me quiera leer”, lamento decirte que estás equivocando el camino. Nunca disperses tus esfuerzos. Concéntrate en captar a tu lector objetivo, es decir aquella persona que ya tiene el gusto y el hábito de leer historias similares a las que tú escribes. Y para ello debes conocer en detalle el perfil de tu lector objetivo. Probablemente ya seas lectora del subgénero de novela romántica en el que escribes, así que comienza por examinar tus intereses y hábitos de lectura en internet. Piensa dónde tú misma vas a buscar nuevas lecturas o noticias sobre tus autores favoritos, dónde te diriges cuando quieres hablar con otros lectores sobre ciertos libros. Probablemente allí donde lo hagas esté tu público objetivo. Es inteligente que, en un primer paso, concentres tus esfuerzos en llevar tu escritura a estos lectores y, en un segundo paso, comiences a atraerlos hacia tu blog. Una vez que los primeros lectores logran familiarizarse con quién eres y qué escribes, comenzarás a recibir sus comentarios y opiniones sobre los textos que publicas. Toma en consideración esos comentarios y utilízalos para mejorar tu comunicación con ellos. De este modo tu marca de autora comenzará a circular con más facilidad y muy pronto atraerás un flujo de nuevos lectores que querrán leer lo que publicas. Regla de oro número tres: "Identifica a tu lector objetivo y escribe únicamente para él" Estas tres preguntas te ayudarán a delinear el plan básico sobre el que construir tu marca de autora. Si pones en marcha este proceso y lo alimentas escribiendo de manera constante, pronto tu nombre será reconocido por un gran número de lectores del género. Y entre esos lectores, ten por seguro que se encontrarán editores, agentes literarios y otras escritoras. Todos ellos contactos valiosos que facilitarán tu entrada en el mundo de las autoras profesionales y bien pagas. No esperes sentada a que una editorial te publique y promocione. Comienza a desarrollar tu marca de autora a partir de hoy mismo. Los editores valoran mucho más a una escritora proactiva y participativa. Y una vez que cuentes con una marca de autora fuerte, las ofertas y oportunidades comenzarán a llegar a ti de manera espontánea, sin siquiera buscarlas. En mi guía Fórmula Escribe Romántica te enseñaré la manera más efectiva de captar la atención de los editores de las grandes colecciones de novela romántica, que monitorean de forma constante la blogósfera y las redes sociales buscando nuevos talentos.

¿Estás REALMENTE lista para publicar tu novela?

TOMA EL TEST ESCRIBE ROMANTICA PARA DESCUBRIRLO

¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por la entrada, me parece muy buena y llena de consejos interesantes y realistas. Muchos de los errores que cometemos (metámonos todos y sálvese quien pueda) vienen de mano de la inexperiencia que nos hace dar palos de ciego. Yo también he tratado estos temas desde mi blog, estoy completamente de acuerdo contigo.

    saludos,

    ResponderEliminar
  2. Hola Regina, tienes toda la razón.
    Muchas gracias por dejar tu opinión!
    Besos

    ResponderEliminar