Manuel J. Alfonso | Antología Escribe Romántica



El mundo que tengo  se queda chico  entre mis brazos. 
Y, por si acaso, 
alguien me amarra, 
que me coja tocando  tu cuerpo y mi guitarra
 El golfo de Cádiz, 2005

Así comienza el relato El confidente de Manuel J. Alfonso uno de los ganadores de la Antología de Escribe Romántica

Manuel tiene treinta y cinco años y es oriundo de Ayamonte, provincia de Huelva, pero reside en Madrid desde 1995.
En la entrevista, Alfonso nos contará acerca de sus experiencias literarias, sus escritores favoritos y el momento en que decidió aprender los entresijos de su género favorito.


Manuel aún no conocemos nada sobre ti ¿A qué te dedicas? 

Tengo un trabajo tan bohemio y glamuroso como el análisis de riesgo crediticio (entiéndase la ironía).
Casado con una mujer que es mi peor crítica, tenemos una niña preciosa de cuatro añitos que, sabia Naturaleza, ha salido a su madre. 

¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Hay algún episodio o persona de la vida real que te haya impulsado a escribir?

Supongo que es algo que siempre estuvo ahí, aunque muy escondido. 


Como lector y aficionado a la Literatura Fantástica (principalmente a la Fantasía Épica), me encantaba crear mundos e imaginar historias, pero siempre se quedaban ahí, en mi cabeza. Quitando alguna letrilla de comparsa que me quedaba siempre para mí, no había escrito nada, hasta que, en julio de 2007, me apunté al Curso de Literatura Fantástica de la Escuela de Escritores. Ojo, con la intención de aprender los entresijos de mi género favorito; ni se me pasó por la cabeza que tenía que escribir


Desde entonces no he parado. Cuatro cursos en la Escuela de Escritores con la persona que me lo ha enseñado todo en la escritura, mi profesora y ahora también amiga Inés Arias de Reyna. Y desde octubre pasado en una tutoría personalizada en la Escuela de Fantasía, fundada y dirigida por la propia Inés. 

Cuando escribes, ¿tienes algún horario o rutina? 

Ojalá. Por cuestiones de trabajo y familia, el único horario que tengo es “cuando puedo”.En cuanto a rutina, lo que suelo hacer es dar vueltas y más vueltas a la historia en mi cabeza, de tal forma que, cuando al fin encuentro un hueco para escribirla, la tengo casi cerrada.Luego, por supuesto, lo que sale es completamente distinto a lo que había pensado. O no. 

¿Cómo te llevas con los prejuicios que hay en torno al género romántico? 

Parto del hecho que lo único que he escrito hasta ahora dentro del género romántico ha sido el texto que mandé al concurso. Pero, como escritor de género fantástico, sí que tengo que convivir con prejuicios.

¿Enfrentarme a ellos? No les hago caso y punto. Entiendo que dentro de todos los géneros se puede escribir de cualquier tema y hay obras muy buenas, obras normales y otras muy malas. Pero eso no depende tanto del género como del escritor. 

¿Qué desafíos te plantea el género?

Como es un género que no domino, hay dos cuestiones con las que he querido tener cuidado. 

Por un lado, he tratado de no caer en tópicos que hicieran del texto un cúmulo de situaciones ya leídas hasta la saciedad y, por tanto, poco interesante.Por otro, plasmar una relación (me da igual del tipo que sea) creíble entre los dos personajes. Lo cual, al tratarse de dos seres de mundos distintos, se hizo todavía más difícil. 

¿Siempre pensaste en escribir romántica o tienes alguna historia de otro género aguardando en el baúl de tu imaginación?

Creo que esta pregunta se responde con las anteriores. Es lo primero y, hasta ahora, único que he escrito de género romántico.Sí que tengo, en cambio, muchos relatos escritos dentro de todas las vertientes de la literatura fantástica. Espero que alguno de ellos valga la pena leerlo. 

La experiencia, la observación y la imaginación son importantes para el escritor. Manuel ¿Incluirías tu la inspiración? 

Por supuesto. Al final, la inspiración es el detonante y el catalizador de las otras tres para que una historia surja (cuestión distinta es llevar al papel esa historia, que requiere muchas más cosas).Eso sí, en lo que no creo tanto es en esa inspiración espontánea que viene cuando menos te lo esperas. No, yo entiendo que la inspiración hay que buscarla y favorecerla con, entre otras cosas, la experiencia, la observación y la imaginación. 

Si buscáramos en la biblioteca de Manuel ¿qué libros encontraríamos? ¿Cuáles son tus autores favoritos?

Seguro que a estas alturas de la entrevista a nadie le sorprenderá que mis estanterías estén llenas de libros de fantasía: Tolkien, Martin, Sanderson, Weis, Hickman, Knaak, Salvatore. En los últimos tiempos he descubierto a Capek, Le Guin, Matheson, Silverberg.De otros géneros, no quiero dejar de mencionar a autores que me han acompañado desde siempre, como Verne, Salgari, King o de Wohl. 

¿Tienes alguna novela o proyectos en marcha? 

Ahora, después de cuatro años de estudios de escritura creativa, específicamente en el género fantástico, estoy empezando mi primera novela que, no os lo vais a creer, estará llena de fantasía. 


Manuel, antes de finalizar quiero agradecerte por el tiempo que nos has dedicado.  Ha sido un placer conocerte. Escribe Romántica te desea muchos éxitos. 

Muchas gracias a ti por darnos la oportunidad a los autores noveles y por entregar tanto tiempo y tanta pasión a la escritura.

Manuel
Twitter: @mjalfonso
Google +: Manuel Jesús Alfonso Laiño


¡Feliz fin de semana!
formula escribe romantica





Fórmula Escribe Romántica
Para publicar tu novela
y ganar más lectores
HAZ CLICK AQUÍ
¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

  1. Una entrevista estupenda, muy esclarecedora sobre la manera de trabajar, y la experiencia, de Manuel. Opino lo mismo, la inspiración no llega del aire, hay que estar preparados y presentes para recibirla. Lydia Leyte

    ResponderEliminar
  2. Por lo que leo, un hombre con un sentido del humor increíble. Le deseo toda la suerte del mundo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos por emplear vuestro tiempo en leer la entrevista.
    Y gracias a Sianny por darme la oportunidad.
    Espero ansioso el resultado de la antología.
    Manolo

    ResponderEliminar