Lisa McMann — Entrevista a la autora de la trilogía Wake


En 2008, Lisa McMann irrumpió en el panorama de la novela juvenil con Wake, una novela imaginativa y escrita en un estilo inusual para esta clase de libros. Con su fraseo ácido y una prosa lacónica, Wake es una lectura intrigante que sigue la historia de amor entre sus protagonistas, Janie y Cabel, a través de los sueños.


La trilogía se completa con los libros Fade y Gone.



¿Cómo se te ocurrió la idea para Wake? ¿No te habrá llegado en sueños, verdad?


Pues ha sido así, aunque no te lo puedas creer. Me desperté en medio de la noche y lo anoté de inmediato en mi libreta (y ya que estamos, aconsejo a todos los escritores no irse jamás a dormir sin antes dejar un bolígrafo y papel sobre la mesita de luz). En este sueño yo podía ver todo lo que mi marido soñaba. Usualmente, cuando alcanzo a anotar mis sueños, al leer por la mañana lo escrito en la noche me parece una tontería sin sentido… pero esta vez algo me decía que aquí había tela suficiente para una historia. Me tomó un mes pensar en quién sería el protagonista, cómo era que este personaje podía ver los sueños de los demás y cuáles serían las reglas de este mundo tan particular. A partir de ahí comencé a escribir y ya no pude parar.


¿Cuando te sucedió todo esto, tú ya escribías?


Sí, en ese momento estaba negociando con editores la publicación de otra novela, con la cual coseché el record de casi setenta rechazos. Pero así es la vida del escritor. Y ya sabes que mientras intentas publicar una novela no puedes quedarte de brazos cruzados y tienes que ponerte a escribir otras cosas. Así que completé Wake y esta vez no tuve que esperar tanto, en una semana ya había interesados en contratarla.


Wake es diferente a todo lo que he leído. Realmente ha sido una sorpresa encontrarme con la historia de esta chica, pero también me he asombrado con la manera que has encontrado de contar su vida.


He sido bastante dura con mi protagonista. Debe afrontar las dificultades que le acarrean el ser y sentirse diferente sin poder contárselo a nadie. No solo debe aprender a controlar esta habilidad, sino que debe encontrar la forma de sobrevivir a ella.


¿Habías planeado una trilogía?


No bien terminé de escribir Wake me puse a escribir Fade. Se dice que no es conveniente escribir series cuando aún no sabes si serás publicada, ya que si no es una historia completa en sí misma, las chances de que tu libro vea la luz se reducen drásticamente. Pero yo sentía que la historia de Janie no estaba completa, que un solo libro no me había alcanzado para contar todo lo que verdaderamente deseaba contar acerca de su vida.


¿Con Gone has cerrado las puertas de la historia definitivamente?


Sí, creo que he terminado con estos personajes. Como autora, siento que ahora ellos pueden dedicarse a vivir el resto de sus vidas sin mí. ¡Ya no me necesitan!


Los sueños de Janie son realmente salvajes. Como soñadora, ¿cuánto te pareces a ella?


Mis sueños también son agitados, no sé si tanto como los de ella. Te contaré un secreto. En el primer libro, Janie intenta ayudar a una amiga llamada Carrie, quien tiene una pesadilla recurrente aunque no puede recordarla. Esa pesadilla no me la he inventado. Es mía, de cuando era niña. Creo que el hecho de haberlo incluido en el libro me ha servido como una especie de limpieza de alma. Del alma de aquella niña temerosa que solía despertarse llorando a causa de este sueño.


¿De qué crees que están hechos los sueños?


Básicamente, de nuestros deseos y nuestros temores. Sabes, es curioso, pero antes de escribir el primer libro no había pensado mucho en los sueños. En Wake, Janie hace una investigación y revisa en la biblioteca todos los libros que encuentra acerca de los sueños. Y encuentra datos sorprendentes. Entre ellos, muchas técnicas para dirigir los sueños. Lo que llaman sueño lúcido. Todas esas técnicas existen. Y a muchas de ellas las he puesto en práctica yo misma. Debo decirte que no me han resultado tan efectivas como a Janie, pero de cualquier manera es muy divertido experimentar con tus sueños. Es algo que recomiendo a los jóvenes cada vez que doy una charla. Atrévanse a experimentar por sí mismos las técnicas del libro. Quizás obtengan un buen resultado y lleguen un poco más lejos que yo.


Ahora que eres una autora consagrada, ¿con qué sueñas, cuáles son tus metas?


Los sueños y las metas van cambiando a medida que creces y avanzas en tu carrera. Estoy sorprendida y muy satisfecha con lo que logrado hasta ahora. Pero soy una persona que piensa siempre en el siguiente desafío. Quiero probar nuevos estilos de escritura, nuevos géneros, nuevas formas de contar historias. Tengo muchos libros esperando su turno para salir allí afuera y me muero de ganas de ver qué tal le va a cada uno de ellos, cómo serán recibidos. La verdad es que siendo una escritora nunca dejas de soñar.


Recursos:

Sitio oficial de Lisa McMann

Blog de Lisa

¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK