Alyxandra Harvey — Entrevista por Cynthia Leitich Smith


Alyxandra Harvey vive en Ontario con su esposo, un halcón y dos perros. Estudió Literatura y Escritura Creativa en la universidad de York y es la autora de la trilogía The Drake ChroniclesHearts at Stake, una historia llena de acción cuya protagonista, Solange, única heredera mujer de una dinastía de vampiros, deberá lidiar con siete hermanos varones que la sobreprotegen hasta el agotamiento y con los sentimientos más profundos, ya que se enamorará de Kieran Black, un agente antivampiros decidido a vengar la muerte de su padre.

La novela está escrita en primera persona, desde la voz de dos narradores diferentes: Solange y Lucy, su mejor amiga.

Cynthia Leitich Smith es la autora de las novelas Tantalize y Eternal, historias ambientadas en un mundo oscuro donde vampiros contienden con ángeles.

Agradezco a Cynthia su permiso para traducir su entrevista. Espero que la disfruten.


¿Cómo descubriste a tu protagonista? ¿Y a tus personajes secundarios?

Mis personajes suelen aparecer de repente y los veo como siluetas borrosas, como si tuviera que ponerme anteojos para que sus detalles se aclaren.

Lo primero que hago es encontrar un nombre apropiado. Tengo pilas de guías de nombres para bebés y a medida que las consulto voy creando mis propias listas. ¡Hasta he robado nombres de los títulos de cierre de las películas!

También llevo un cuaderno para cada novela que escribo. Allí anoto todo acerca de los personajes: color de ojos y de cabello, bandas favoritas, comida favorita, libros favoritos... Aunque no es necesario que conozca esta información desde el principio. Se me va desvelando a medida que escribo.

Todo esto está muy bien, pero debo decir que mi método favorito para explorar un libro y sus personajes es el collage. No necesitas aptitudes artísticas especiales, únicamente revistas viejas y pegamento. Es una técnica que libera mi imaginación y me da un punto de vista nuevo. El juntar retazos de imagenes y poesía contribuye a delinear el perfil del personaje. Es un proceso instintivo donde te das el permiso de dejar fluir tu subconsciente.

Muchas veces un personaje tiene una canción propia que lo identifica. Para Solange Drake, la prota de Hearts At Stake, la canción ha sido "Killing Moon", de Echo & the Bunnymen.

La idea que dio comienzo a Hearts At Stake fue la imagen de una chica a quien sus hermanos varones se llevaban en un coche a toda velocidad. Yo sabía que la chica corría peligro, pero aún no sabía de qué peligros se trataba. De manera que escribí la historia para averiguarlo.

Finalmente acabé dándome cuenta de que quería volver a contar el cuento de Blanca Nieves, pero esta vez dentro del género YA (jóvenes adultos) y de las historias de vampiros.

De este modo ya tenía los detalles básicos de la apariencia de Solange: el cabello negro, la piel muy blanca y los labios rojos. Pero acabé de conocerla verdaderamente cuando conocí a su familia. Ellos la sobreprotegen tanto a causa de su condición de futura princesa vampira, que ella no sabe qué hacer con todo ese amor asfixiante. Se siente abrumada y amada a la vez. A la confusión propia de la edad —está a punto de cumplir dieciséis años— se suma el terrible cambio por el que debe atravesar, de un ser humano relativamente normal a vampiro.

Otro rasgo distintivo de esta novela es el vínculo de amistad entre los personajes. La familia que eliges es tan importante como la familia en la que naces. Y para Solange, esa familia elegida es Lucy Hamilton.

Fue divertido escribir desde el punto de vista de Lucy porque es un personaje muy irreverente, no se calla nada y actúa sin pensar en las consecuencias. Sus padres son pacifistas; sin embargo la personalidad de Lucy no tiene nada de pacífica.

No quería limitar la historia a un solo punto de vista, así que alterné los capítulos con la voz de cada una de ellas. Deseaba explorar la relación entre dos personas tan diferentes entre sí, una humana y una vampira, y sus respectivos puntos de vista sobre el mundo. Ambas son personajes fuertes, tan fuertes que a menudo me arrebataban el control de la trama para actuar según su conveniencia.

Tus novelas se encasillan dentro del género paranormal, ¿qué es lo que te atrajo de este género? ¿Eres lectora asidua de este tipo de novelas? ¿Qué libros te han inspirado?

Siempre he sido una lectora de raza. Cuando otras chicas se enamoraban de actores y músicos, yo lo hacía de personajes literarios o de poetas muertos. Mis enamoramientos incluyen a gente tan variada como Robin Hood, John Keats, Mr. Rochester, y por supuesto, Mr. Darcy.

En el instituto comencé a leer fantasía, lo cual me llevó finalmente al romance paranormal y la fantasía urbana. Pero al principio yo era muy snob y me negaba a leer fantasía moderna. Entonces no me interesaba por ninguna historia que no incluyera un castillo medio destruido.

Fue la serie Blood Ties, de Tanya Huffs, la que abrió mi apetito por los vampiros, hombres lobo y toda clase de criaturas sobrenaturales. Me encantaban sus libros. Eran sarcásticos y transcurrían en Toronto, la ciudad donde yo vivía. Mi mejor amiga y yo solíamos intercambiar sus libros con las anotaciones que hacíamos en los márgenes acerca de los personajes.

Y en la universidad descubrí a Charles de Lint. Él acabó de convertirme en una apasionada lectora del género con su libro Memory and Dream (1994)

Piensa que la fantasía urbana significaba una cosa muy distinta en los años noventa. Tenía muchos más elementos del realismo folklorico que de acción y horror. El libro The Wood Wife, de Terri Windling, continúa siendo mi libro favorito de todos los tiempos.

Otros favoritos: Solstice Wood, de Patricia A. McKillip (2006) y Ysabel, de Guy Gavriel Kay (2007).

Lo que amo de este género es la mezcla de mito, historia y magia. Tiene el sabor de los cuentos de hadas pero con una perspectiva muy moderna. La belleza de la rosa, la sangre en la espina, la chica muerta en el castillo sobre la montaña. El elemento gótico nos permite ir mucho más allá de la superficie, nos acerca al misterio. La única diferencia es que las protas de las novelas de ahora pueden patear traseros igual que los hombres, o aún más que ellos.

Y no olvides que no hace mucho las criaturas sobrenaturales no vivían solamente en los anaqueles de la sección Fantasía. Eran preocupaciones reales para la gente, tan reales como elegir qué semillas plantar en sus campos o a quién pedir en matrimonio.


Recursos:


Sitio oficial de Alyxandra Harvey

Sitio oficial de Cynthia Leitich Smith
¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK