Errores frecuentes — ¿Sino o Si No?

La palabra “sino” tiene varias acepciones y usos. En este artículo me limitaré a describir su uso básico. De este modo, será más fácil subrayar su diferencia con respecto a la frase condicional “si no”.


Sino es una conjunción adversativa. Se usa para contraponer una afirmación a una negación que la precede. En su forma básica, es una estructura de contraste: primero la negación, luego la afirmación.


Por ejemplo:


Ella no es arrogante, sino orgullosa. (“No… sino...”)


En cambio, la construcción “si no” , como dos palabras separadas, contiene una conjunción condicional (si) seguida de un adverbio de negación (no).


Por ejemplo:


Si no lo haces, alguien lo hará por ti.


Además, entre el “si” y el “no” es posible intercalar otras palabras.


Por ejemplo:


Sino lo haces, alguien lo hará por ti.


O también:


Si, de cualquier modo, no lo haces, alguien lo hará por ti.


Preguntarnos si es posible intercalar palabras entre el “si” y el “no”, es uno de los atajos que podemos emplear para diferenciar estas dos estructuras.


El otro atajo es el sonido.


En el caso de “sino”, aunque sea palabra átona, a fines prácticos podemos pronunciar la primera sílaba como tónica; esto es, pronunciamos el “si-” con mayor intensidad.


En “si no”, por el contrario, acentuamos la segunda palabra de la construcción (“no”).


Leer en voz alta es uno de los secretos mejor guardados del corrector de estilo profesional. Entrenar el oído para captar los diversos matices de la entonación resulta muy útil para detectar problemas gramaticales.


Realicemos un pequeño ejercicio.


Abre uno de tus textos en un procesador, escribe “sino” en la caja del buscador y comprueba el resultado.


Haz lo mismo con “si no”.


¿Encuentras más conjunciones adversativas o condicionales?


La tendencia general es ignorar el “si no” en favor del “sino”.


Esta pequeña diferencia es capaz de alterar completamente el sentido de un texto.


Revisa las oraciones que contengan estas construcciones. Prueba a leerlas en voz alta, prestando especial atención a la entonación de cada una.


¿Notas la diferencia entre los dos casos?


Si es así, ya dispones de una herramienta fiable para distinguir una condición de una afirmación.


Recursos:



¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Comenta con tu cuenta de BLOGGER
    Comenta con tu cuenta de FACEBOOK