El oficio de escritora


Como si fuera a salir al escenario. Hago una ligerísima inclinación de cabeza a modo de saludo, con una gran sonrisa para ustedes. Expreso que es un placer escribir para lectores que provienen desde diversos rincones del mundo. Es un gusto formar parte de un grupo de amigas y colegas de pluma como lo es el Equipo de Escribe Romántica. Desde ya, gracias a todos vosotros por leerme.

Podría empezar mi primera entrada comentando sobre la estructura dramática de un texto, la buena ortografía, cómo lograr personajes inolvidables, mencionar a alguna autora nueva que me agradaría recomendar, etc. Hubiera sido una descortesía iniciar de aquel modo, cuando lo primero que debo hacer es remitirme al motivo de estar aquí. No aquí en E.R., sino aquí en el mundo de las letras. 

He leído toda mi vida (no voy a narrar mi biografía, no), y como ávida lectora, llegué a la profesión más lógica para mí: El Periodismo. Inmersa en el complejo mundo del deadline a media tarde, con el café medio derramado en la prisa de contrastar las fuentes de información, con los gritos de la editora y el claxon de los coches a la hora pico, reparé en que aquellos elementos se convertirían en el modo más rápido de matar la creatividad. Y yo quería la mía muy viva. Me encantó ese mundo, no obstante mis musas gritaban de desesperación, clamando por alejarse de las salas de redacción o similares (menos mal les hice caso).

Años más tarde viví en el extranjero. Como de esas cosas del destino, cayó en mis manos una novela (no tan fácilmente, sino con la tarjeta de crédito en mano, y yo embobada con las estanterías de la FNAC). Las ganas de contar historias permanecían en mí, y los libros parecían hacerme guiños coquetos para que me los llevara a casa. Hubiera caído en banca rota de haberme dejado seducir… digamos que casi lo hice. Los libros son mi debilidad. ¿Se identifican? Imagino que sí.

El aroma del papel impreso (ahhh no hay nada como eso), y mis dedos curiosos dieron paso a la fantástica historia detrás del libro Orgullo Sajón de mi querida Nieves Hidalgo. Embebida de las características narrativas, me aventuré por la FNAC en una segunda ocasión (la segunda de muchísimas más), buscando otra novela. En esa ocasión tropecé con El duque y yo de Julia Quinn. El resto fue fácil y natural, y encontré finalmente sobre qué quería escribir: novelas románticas. 

La idea de ser escritora va mucho más allá de querer contar una novela maravillosa, con protagonistas memorables, arropada de una trama divertida y original. Ser escritora conlleva una responsabilidad: Ejercer correctamente el poder que te otorga tu pluma. Un poder con efectos maravillosos: Lograr atrapar a un lector y llevarlo a sentir desde el suspiro más esquivo, hasta la más vertiginosa emoción de la aventura. Lo anterior no es nada fácil, y menos aún si procuras la verosimilitud del relato. La responsabilidad de narrar novelas para gustos de un público tan diverso es parte del oficio, y un reto que, implícitamente, todos asumimos al embarcarnos en esta aventura literaria. Lo más importante es, sin lugar a dudas, el compromiso de escribir, y hacerlo bien.  

Escribiendo puedes conseguir despertar una sonrisa, arrancar una lágrima, sembrar la ilusión, procurar la esperanza, y más allá de las reflexiones, conjurar tu talento en algo muy simple y tan importante: estimular sentimientos positivos. El tiempo en que vivimos pasa tan veloz y despiadadamente, que prefiero aprovecharlo para publicar un manuscrito con final feliz. 

Soy escritora porque creo en lo que hago, y además me encanta. Soy escritora porque afuera hay un mundo de lectores maravillosos que esperan un momento para desconectarse y sumergirse entre letras, y a quienes quiero obsequiarles con mis historias un rato de escape, entretenimiento y sonrisas. Soy escritora, porque lo único realmente valioso para mí es llegar a un lector, y hacer una diferencia en su día. 

El próximo jueves les traeré una entrevista estupenda. No se la vayan a perder.

Cheers!

K.R.




*FNAC: Líder europeo en el mercado de distribución de  tecnología y cultura.


Si te suscribes HOY a nuestro blog, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.




¡Comparte en Google+!

Publicado por Kristel Ralston

Autora de las novelas “Un capricho del destino”, “Más allá del ocaso”, “Un orgullo tonto”, “Desafiando al Corazón”, y del relato corto “Cálido Invierno”. Desde este 23 de septiembre 2014 encontrarás disponible su nuevo libro digital, “Bajo tus condiciones”, del sello Zafiro de Editorial Planeta. La autora vive en Guayaquil, Ecuador.

    Blogger Comment
    Facebook Comment

5 comentarios:

  1. recién comienzo a escribir mi novela después de escribir muchos cuento emocionada de conseguir un book tan interesante... me gusta mucho, quisiera participar en el concurso!!

    ResponderEliminar
  2. me gusta mucho su book, y quiero participar en el concurso

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría participar en el concurso, ya realice los dos pasos anteriores, soy un fanático de la novela romántica.

    ResponderEliminar
  4. Hola, me gusta este concurso ya realice los dos primeros pasos para participar, ahora hay que esperar.

    ResponderEliminar
  5. Quiero participar en el concurso. Hice los dos pasos indicados. Seguiré sus publicaciones. Gracias.

    ResponderEliminar