Lydia Leyte Coello | Antología Escribe Romántica



Lydia Leyte nació en un pequeño pueblo de La Rioja, pero vive en Galicia desde niña. Por eso suele decir que su pensamiento y su corazón se encuentran divididos a partes iguales entre ambos territorios. Su espíritu inquieto la ha llevado a residir por temporadas en distintas ciudades españolas.
Ha trabajado en la docencia, como profesora de Lengua española y Literatura en un I.E.S.
En la actualidad se dedica de pleno a la escritura, actividad que comparte con sus grandes aficiones: leer, cocinar y viajar, cada una, complemento perfecto de las otras.Vive con su marido y sus perros en el campo, en una Villa próxima a la gran ciudad, al mar y a Portugal, país que suele inspirar sus novelas y relatos.


Hola Lydia, encantadas de conocerte ¡Enhorabuena! Tu relato Las hijas del mar fue seleccionado para formar parte de la I Antología Escribe Romántica.

Encantada de estar con vosotras. Ha sido para mí una sorpresa y una alegría muy grande conocer que mi relato había sido seleccionado en este I Certamen. Espero que guste. 

Cuéntanos ¿En qué te inspiraste para crear Las hijas del Mar?

Vivo en Galicia, una tierra, llena de leyendas. Las Hijas del Mar está inspirada en una de ellas.
Según la tradición, las mujeres con problemas de fertilidad iban a bañarse de madrugada a la inmensa playa de La Lanzada. Tenían que saltar las olas, y alguna debía de dar de lleno en el vientre. En mi leyenda hablo de siete olas por la connotación mágica del número. Se considera que es sagrado, y que representa lo bueno. En realidad son nueve (una por cada mes de embarazo). Se suponía que después de realizar ese rito, se quedaban embarazadas.

Lydia, tu novela El fuego envuelve tu nombre fue publicada bajo la editorial La Máquina China ¿Cómo fue el camino hacia la publicación con una editorial? ¿Qué sentiste cuando te comunicaron que tu novela sería impresa en papel?

Escribí El Fuego envuelve tu nombre en un momento muy duro de mi vida. Por aquel entonces, la escritura para mí era una terapia, la fórmula para evadirme de una realidad poco grata. Envié el manuscrito a varias editoriales, aunque con pocas esperanzas. La sorpresa fue que respondieron algunas. La Máquina China me pareció una opción estupenda, siempre he sentido mucho cariño por Pepe de La Rosa, el editor. No se puede transmitir con palabras el sentimiento que te embarga en el momento en que recibes la llamada de un editor. Recuerdo que solté un estentóreo grito de alegría. 

Además, El fuego envuelve tu nombre cuenta con una heroína que se aleja de los parámetros de lo que comúnmente llamamos “belleza”. Mis preguntas son ¿Te fue difícil crear este tipo de personaje? y ¿Qué elementos, según tu criterio, deben tener los personajes para que sean creíbles?

Amanda Cunha, una joven de origen portugués, es la verdadera heroína de El Fuego envuelve tu nombre. Cuando pensé en ella, quería un personaje femenino que se alejara de los cánones de belleza habituales de la novela romántica. Amanda es una mujer común, con problemas de sobrepeso, preocupada por su dieta, como tantas mujeres de hoy en día, aunque es evidente que tiene muchos rasgos idealizados. Quizás su carácter es más complejo: bajo una pátina de confianza en sí misma, y una cierta rebeldía hacia su familia, se encuentra su verdadera personalidad. Amanda esconde un “yo” vulnerable, inseguro, debido a su físico. Y estos rasgos se ponen de manifiesto cuando se enamora del don perfecto Rafael Herrera. 

Yo creo que en la Novela Romántica es importante crear personajes verosímiles, alejados de una excesiva idealización. Mujeres comunes, fuertes, capaces de encarar la vida con valor, de no someterse y renunciar a su forma de ser, aunque estén muy enamoradas. A la perfección se le debe oponer lo imperfecto, tanto en lo físico como en lo psíquico. 

¿Cómo nació tu pasión por la novela romántica?

Siempre fui lectora compulsiva de novela, sobre todo negra y policial. Mis primeros pinitos en literatura romántica fueron de adolescente, en casa de mis padres, donde había una buena biblioteca, en la que estaban las obras de Charlotte Brönte y de Jane Austen, de Concha Linares, de Carmen de Icaza, y su preciosa Cristina Guzmán. Me encantaba leer a estas autoras, y a alguna otra seudo romántica (quiero decir, con personajes que se enamoran, y final más o menos feliz, pero cuya trama no es romántica en esencia, como por ejemplo las novelas de Pearl S. Buck). Después dejó de interesarme este género. 

Hace unos diez años, encontré unas cuantas novelas de Nora Roberts en una librería de viejo de Madrid. Y a partir de entonces me quedé total y absolutamente enganchada a la novela romántica. 

¿Cuánto tiempo tardas en escribir una novela?

En términos generales, un año. Soy muy lenta. Me gusta escribir y dejar reposar lo escrito, por eso suelo tener dos o tres novelas empezadas, y alternarlas con cuentos o relatos cortos, que me ayudan a construir personajes en pocas líneas y a sintetizar la acción. Una es siempre la que está más avanzada, a la que dedico más tiempo. 

Acabo de terminar el primer manuscrito de la próxima, ahora me toca darle otra vuelta, u otras dos, repasarlo y cambiar todo aquello que no sea necesario. El título provisional es Los ojos del bosque

Cuando escribes ¿En qué subgénero te sientes más cómoda?

Me gusta la romántica contemporánea, en la que se incluya una trama de novela negra, o de aventuras, o contenga reminiscencias de la Historia del pasado inmediato. 

¿Tienes algún orden estructurado al escribir?

Antes de escribir confecciono un esquema por cada trama de la novela, con los puntos más sobresalientes y los cambios y giros más importantes. Después hago un cuadro general, muy simple, en el que entremezclo las tramas y un cuadro de personajes con sus interrelaciones correspondientes. 

A la hora de escribir soy muy clásica, sigo un esquema lineal y cronológico. Es como me siento más segura. 

¿Cómo es un día de Lydia Leyte?

Soy muy madrugadora y poco trasnochadora. Rindo mucho por la mañana. Por la tarde me dejo derrotar por la pereza más absoluta. Son mis horas de dedicación a la lectura. En cuanto desayuno y me arreglo, me siento ante el ordenador. Contesto el correo, y me pongo a escribir. Aunque actúo como los niños chicos. Cuando algo se traba, me levanto a por un café o un té, doy unas cuantas vueltas por la casa, o salgo a dar un paseo con Guren, mi golden retriever, por la finca en la que vivo, juego con él un rato, y, en cuanto se me han aclarado las ideas, regreso al trabajo. 

¿Qué otros proyectos tienes en marcha?

Ya he hablado de la novela recién terminada, con ese título provisional, Los ojos del Bosque. Y hay otras dos en marcha. Proyectos muchos, y desesperación por no ser capaz de trabajar más deprisa, también mucha. Pero sé que cada persona tiene su ritmo, y poco se puede hacer por cambiarlo. Así que… ¡paciencia! 

Lydia, ha sido todo un placer entrevistarte. Esperamos que tu novela siga cosechando éxitos y te deseamos una carrera llena de satisfacciones.

Muchas gracias por vuestra amabilidad, y por haber organizado este I Concurso de Relatos, tan bonito e interesante, a través del que podremos conocer leyendas de diversos lugares.


¡Hasta la próxima!






  formula escribe romantica




Fórmula Escribe Romántica
Para publicar tu novela
y ganar más lectores
HAZ CLICK AQUÍ
¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Muy interesnate la entrevista, la verdad cuanto podemos aprender de ella. Estupenda la entrevista.

    ResponderEliminar