A mí que me registren… El Registro de derecho de autor


En presencia de una situación dificil piensa dos veces; en presencia de una fácil piensa tres.
Eleuterio Manero


Nunca envíes tu manuscrito completo a menos que ya esté registrado o en proceso de. Es la letra
A del abecedario del escritor.
Yo, como escritora novel, más que nadie entiendo la emoción de haber completado la
mayoría de las etapas de tu libro. Empezarlo, terminarlo, corregirlo (tres veces por lo menos), enviarlo a un corrector. Y, sin duda, lo primero que quería hacer era empezar a enviarlo a las editoriales, sobre todo a las que exigen completo el manuscrito. Pero un momento... (léase ruido de neumáticos frenando). ¿Quién me protege a mí y a mi manuscrito de un plagio?

Inmediatamente me reí. “Sí, claro. Helena, la escritora famosa a quien todo el mundo quiere plagiar”. Pero eso no lo sabes. Si tú estás convencida/o de que tu manuscrito es excelente y digno de ser publicado, ¿por qué otra persona no podría pensar lo mismo? ¿No es más fácil que te cures en salud y registres tu obra?

Yo no quiero hablar o pensar mal de las editoriales, agentes o editores, pero el mundo editorial es muy fuerte y, como en todo negocio, nunca faltan aprovechadores que quieran abusar de la ingenuidad y las ansias de un joven escritor por publicar su novela.

Para asegurarme, llamé a uno de mis mejores amigos que, afortunadamente, es abogado especialista en copyright, aunque, desafortunadamente, no en la parte editorial, sino de marcas. Pero le hice la mayor cantidad de preguntas posibles. Cuando se me ocurrían, donde se me ocurrían. Sí, la confianza da asco.

Si conoces a alguien (un abogado preferiblemente) que pueda aclarar todas esas dudas para ti. No lo pienses un segundo e investiga, pregunta. Recuerda que la investigación es parte importante de la vida de nosotros los escritores noveles. Nosotros no tenemos agentes o editores que nos adviertan lo cruel que puede ser este mundo.

Ahora bien, déjenme que les cuente mi aventura en el registro de mi libro.

Primero debo aclarar que mi país es algo “particular” por llamarlo de alguna manera. Y todos los trámites que tengan que ver con la administración pública son igual de “particulares”. Afortunadamente mi amigo abogado me advirtió que a las oficinas de Derecho de Autor las habían mudado (luego de tener mil años en el mismo sitio). Como persona prudente que soy decidí investigar a dónde.

Para mi sorpresa (nada agradable) había sido a un sitio más lejos que el anterior. Tomé un respiro y pensé: “Vamos Helena, ya escribiste una novela, esto es pan comido para ti”.

Luego de averiguar dónde estaba decidí buscar en internet los requisitos y el proceso. ¡Tenía que ir a la oficina que quedaba donde se devuelve el viento por lo menos unas cuatro veces! Tomé otro respiro y me dije: “Vamos, Helena, ya escribiste una novela, ¿no vas a ir cuatro veces a un sitio a completar el proceso de registro?”. Por supuesto que lo haría.

Como “precaución” es mi segundo nombre, decidí llamar a la oficina central para confirmar los requisitos y el trámite. ¿Y adivinen qué? ¡Habían mudado otra vez la oficina y en la central no sabían a dónde!

Pensé que moría.

Digamos que la perseverancia no es un don que me fue dado al nacer, pero Café y Martinis lo ha sembrado en mí. Este no era mi primer contratiempo, y tampoco el último.

Empecé a investigar por la web acerca de los métodos de registro en diferentes países, además de contar mi problema a mis amigos y conocidos (otra lección de vida: Nunca te guardes tus problemas, compártelos. Nunca sabes quién te puede ayudar con la solución. Nota: Tampoco andes por la vida quejándote, todos tenemos problemas). Afortunadamente, una de mis mejores amigas me dio un link.

Es la página del copyright de Estados Unidos y tienen una opción para el registro de una manera “ecológica”, es decir, no tienes que enviar el manuscrito en papel, solo en digital. El costo es $35 e inmediatamente obtienes el certificado de que tu registro está en trámite.

El registro oficial te llega a los tres meses. Pero con el certificado puedes empezar a enviar tu manuscrito completo a todas las editoriales, ya que es una garantía de que tu novela está en proceso de ser registrada.

Así que lo que yo recomiendo es ponerte en contacto primero con la oficina de derecho de autor de tu país y, si no, este link es bastante útil:

http://www.copyright.gov/

Recuerda, investiga, investiga, investiga. Nunca te rindas. Persevera. No decaigas.

Todo comienzo es difícil, pero eso demuestra la madera con la que estamos hechos. Además, ya le has puesto FIN a una novela. Lo demás es pan comido.

Un abrazo y nos leemos la próxima semana.

Si el artículo te ha gustado ayúdanos a difundirlo presionando el botón ME GUSTA y +1!
¡Comparte en Google+!

Publicado por Lilly Cantara

    Blogger Comment
    Facebook Comment

4 comentarios:

  1. Hola, tengo una duda, ¿el proceso de registro suele tardar tres meses? He estado averiguando en mi país y no he encontrado información respecto al tiempo que tarda el trámite en completarse.
    Muchas gracias por el artículo y felicitaciones de nuevo por la página, ¡es de mucha ayuda!

    ResponderEliminar
  2. Hola Anne. El proceso varía en cada país. la mayoría de las oficinas de derechos de autor tienen página web. Coloca en google registro derecho autor y el nombre de tu país. Ususalmente el trámite directo tarda menos.
    En la página del Copyright tarda 3 meses pero inmediatamente después de terminar el trámite on-line, puedes imprimir o guardar un certificado de registro que puedes enviar a las editoirales junto con tu manuscrito. Este certificado informa que tu trabajo está registrado a partir de ese día.
    A los 3 meses te dan oficialmente el copyiright de tu obra pero a partir del día 1 del registro puedes enviar tu obra a las editoriales.
    Gracias por tus palabras, estoy a la orden cualquier otra duda.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la aclaración, ese detalle (del certificado) se me escapaba.

    ¡Que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar

  4. Magnifica su información y gracias por tomarse el tiempo para contarnos todo lo que necesitamos saber para generarnos seguridad y confianza a la hora de seguir adelante con nuestros proyectos.

    gran abrazo.

    ResponderEliminar