Luz de Letras donde hay Hojas Vacías

 
Por Mariela Saravia





“Para escribir es meramente necesario desnudarse frente al espejo y mirar dentro de ti para ver que le ofrecerás al mundo” Mariela Saravia


Bienvenidos queridos lectores y escritores, como este blog está especialmente pensado en nosotros los autores independientes, esta vez pensé en crear esta entrada con el fin de motivarlos no solo a la lectura, si no a la escritura, al apoyo y a la difusión de los autores nóveles.
 
He escuchado por ahí que la competencia entre autores indie es muy fuerte y que ahora con la opción de auto-publicación, cualquiera puede ser escritor de la noche a la mañana.
 
En realidad no te diré que esto no es un tanto injusto, porque tú y yo, posiblemente tengamos tiempo suficiente de estar luchando y esforzándonos por ganar reconocimientos, también sé que muchos dicen ser escritores y haber publicado, y sus obras están ahí en la mejor posición por gracia del destino, pero deja atrás esa envidia y esa rabia y empieza a irradiar la luz de tu interior, hacia afuera. Sé que puede sonar un poco fresco y hasta imprudente, pero si logras ver la vida con el espejo espiritual y no con la lupa social, aquella que todo lo agranda en una magnitud alterada y negativa, te doy mi palabra que todo, absolutamente todo mejorará en tu vida.
 
Entonces, dejarás de escribir por el simple hecho de competir y empezarás a disfrutar del acto de volcar tu propia luz interior, representada en letras para plasmarlas eternamente en ese par de hojas blancas.
 
Cambiarás la necesidad de agradar a tus lectores y les ofrecerás lo que tu espíritu sintió en compartir.
 
¿Sabes? Los lectores son capaces de captar la voz del escritor, cuando este relata con su alma y no con su mente.
 
¿Alguna vez has leído un libro que te hizo llorar?
 
Ese es el verdadero escritor, el que es capaz de tocarte con solo sus letras.
 
¿Has leído un libro de 500 hojas o menos, en una semana porque no podías cerrar el libro?
 
 Esa es la voz cautivadora del verdadero escritor. Cuando un libro te cautiva desde el inicio y te saca de la realidad, para sumergirte en el mar denso y delicioso de la narración, para convertirte en protagonista de la lectura, ese es un gran escritor.
 
Antes de concluir, pregúntate si quieres ser: UN ESCRITOR (A) COMERCIAL Y COMPETITIVO O UN ESCRITOR (A) PROFESIONAL. No hay nada de malo en ser competitivo en la vida, siguiendo el sentido de no ser un mediocre, pero cuando buscas aplastar a un colega tuyo, eso es lo más bajo que puedes hacer.
 
Siempre le digo a mis amigos escritores “Si entre nosotros no nos apoyamos, ¿Quién lo hará entonces?” sin embargo, allí afuera a como existen escritores buenos y altruistas (por usar una palabra bonita y espiritual) también los hay muy egoístas y fríos.
 
Una vez que se convierten en famosos, se olvidan de donde vinieron y como llegaron ahí.
 
La vida les dio el don maravilloso de expresión literaria no solo para entretener, si no para hacer que otros sientan la magia de las letras, pero como te dije antes, cambian todo eso por el afán de competir.
 
Pasan de ser los reyes de las letras, dueños de sus personajes y relatos, para ser máquinas de escribir, que no sienten ni piensan, si no que se obsesionan y estresan por lograr una posición del Top 10, que dicho sea de paso, les dura muy poco tiempo. Así que es mejor subir lento para permanecer en la cima como Best Seller y no subir rápido, para bajar en picada, lastimarte y volver a subir, para repetir lo mismo una y otra vez. ¿Qué merito hay en hacer trampa?
 
“Escribe porque tu alma está sedienta de poder hablar y de poder refrescar tantas otras almas que leen y sienten; ayuda en lo posible a los escritores noveles a que puedan ser reconocidos como te gustaría que alguien lo hiciera contigo… practica las siete leyes espirituales del éxito y verás como todo empieza a mejorar”
 
Te dejo con mucho amor esta poesía que escribí hace algún tiempo:
 
ESCRIBIR, UNA EMOCION MÁS QUE UN SIMPLE VERBO
 
Escribir es más que el simple hecho de formar sabias, melódicas y emotivas oraciones. Es más que unir las letras en una sola palabra. Es más que crear una historia.
 
Escribir es el acto más puro, noble y sincero que muestra nuestra alma tal y como es.
 
Escribir es poder sentir cada verbo en tus células nerviosas. Cada emoción reflejada en tus lágrimas, cada ilusión hecha realidad; desarrollada cálidamente en una fresca estrofa. Es saber que naciste con un don, más que con un tipo de inteligencia. Es saber que una vez que termines de escribir, ya no serás el mismo que una vez empezó.
 
Escribir es un acto de nobleza, un sentimiento nuevo que se asoma por tu ventana, una idea nueva que asalta tu mente.
 
Escribir es aquel simple acto que limpia tu alma, ejercita tu espíritu y te mantiene vivo, motivado y ligero sin saber por qué.
 
 
 
Te envió mi luz, mi amor más inmenso a través de estas letras, y espero que puedas leer y disfrutar no solo de mis libros, sino los de otros de mis colegas.

Me puedes encontrar en:

https://www.facebook.com/pages/Mariela-Saravia/168468326634349 http://jardinlitera.blogspot.com/

 Mariela Saravia


Si te suscribes HOY a nuestro blog, en los próximos minutos recibirás TRES SECRETOS PARA MEJORAR TU NOVELA... y un regalo sorpresa!!! Todo absolutamente GRATIS.




¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

4 comentarios:

  1. Considero que ser generoso en conocimiento y poner al servicio de otros nuestras habilidades, va muy acorde a la naturaleza sensible y creativa de los escritores. Indistintamente de su género de trabajo. Ahora bien, no creo que se pueda juzgar a otro por no querer compartir sus aprendizajes; es asunto de cada cual. Lo que sí destaco es que un escritor no es mejor ni peor que otro, solo por su motivación al escribir.
    El impulso de crear una novela, cuento, ensayo o relato, puede dispararse por la ambición, el sentido de competitividad, la pasión por las letras, el simple ocio, o por la convicción de que vas a cambiar algo o "tocar" a alguien con ese texto. Tratar de desentrañar matices de por qué estaría bien, o no, escribir por determinado motivo sería perder el tiempo. Lo que sí creo es que el ser humano es competitivo por naturaleza, para sobrevivir y destacar, empero eso no quita que en cada trabajo literario no vierta su luz y más sincero esfuerzo para compartir con otros lo que le dicta su conciencia, intelecto y corazón.
    Saludos,
    K.R.

    ResponderEliminar
  2. hola, sabias palabras Mariela las tendrè presente en todos los momentos que me inspire para escribir, pienso al igual que tu que el verdadero escritor es aquel que a travez de sus letras hace soñar llorar reir y que a la vez ejemplariza a travez de su escritura, hay que sacar la magia que esta dentro de uno para que sea bello y motivador para el que lo lea, me gusta escribir aunque no e publicado todavia, gracias tendre presente tus consejos, (simecuentastecuento.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  3. Hola Kristel, comparto lo que dices sobre ser generoso y competitivo. Es un hecho que ser competitivo va a motivarte a alcanzar tus metas, pero cuando el balance se pierde y dejas de competir por motivacion y en su caso lo haces por competir a costa de los demás, es ahí donde entra este post.
    Con respecto a lo que motiva a un escritor a crear, es muy individual. Yo no generalicé, al contrario... lo que intenté fue hacer conciencia en las personas, para que no pierdan el placer por la escritura, sustiuyendolo por un deseo desenfrenado de "ser alguien" por ya lo es. como lo aclaré en estas lineas "No hay nada de malo en ser competitivo en la vida, siguiendo el sentido de no ser un mediocre, pero cuando buscas aplastar a un colega tuyo, eso es lo más bajo que puedes hacer..." muchas gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, muchas gracias por tu comentario. Que alegría que te gustara. Me ha encantado lo que dices, muy sensible y se nota que sabes de escritura. Si quieres puedes agregarme en facebook y te ayudo con lo de la publicación... :) será un honor poder ayudarte! Dios te bendiga

    ResponderEliminar