AMBIENTACIÓN | NOVELA HISTÓRICA

POR LOLY




Uno de los factores imprescindibles en la novela histórica, tanto si es de género romántico como si no, es la ambientación propia de la época sobre la cual está basado el relato. Existen libros y páginas web donde poder orientarnos sobre el tipo de construcciones propias de cada periodo y su evolución posterior. Uno de los problemas, por ejemplo, de confusión que presentan algunas de los relatos es el uso del castillo en el medievo: en un primer lugar, eran fuertes defensivos y su posteriormente se utilizaron (a finales del s. XV) como residencia.

Por otro lado, una vez que tengamos el lugar donde alojar a nuestros personajes, necesitamos darle vida al espacio donde se van a desarrollar los acontecimientos, es decir: el mobiliario. Los enseres que llenarán el espacio y darán realismo a las escenas. Estos elementos sufren, al igual que la vivienda, una evolución propia; partiendo desde la antigüedad hasta la actualidad. Ahora, bien, en algunos libros de historia nos encontraremos referencias al poco mobiliario de las viviendas sobre todo medievales; pero a veces olvidan recordarnos que la sociedad medieval es estamental y que en cada estrato nos encontraremos un símbolo de riqueza material acorde a su nivel social. También es preciso aclarar que con la implantación del Cristianismo como “religión universal”, la austeridad fue una de sus normas; que tanto nobles y reyes supieron quebrantar. La Edad Media, no es sino que una continuidad del período clásico, con los cambios propios de la evolución. Por ello, es imprescindible conocer el comienzo del mobiliario y su posterior cambio.

Una vez que tenemos la información que necesitamos para crear nuestro escenario, toca coger tinta y pluma para plasmarlo en el papel.
 
 
¿Cómo lo plasmamos?
 
El trabajo del escritor es crear una historia, no reproducir una enciclopedia, por lo que el trabajo que se nos presenta es bastante arduo. No hay normas para ello y depende mucho del autor, pero aquí os pongo unos consejos:
 
1. Debemos ponernos en el papel del personaje que estemos utilizando para esa escena, y preguntarnos si todo lo que el personaje percibe es usual en su mundo o de lo contrario es una experiencia nueva. Si nos encontramos en la segunda opción, debemos centrarnos en lo que siente el personaje.

2. Si lo que queremos es organizar la escena para que el lector no se sienta perdido, debemos destacar y describir solo aquellas “cosas “que no son habituales en la vida del lector. De esta forma evitaremos cansar con el exceso de información, que puede llegar a sobresaturar la novela.

Pero claro si estamos en un siglo distinto al del lector, todo le será nuevo. Se podría pensar así, pero por regla general el lector que lee estos tipos de libros ya posee un conocimiento base o una idea preconcebida con anterioridad; ya sea a nivel académico o lúdico (lectura, cine, etc.). Por ello, debemos plantear un plano general de donde se sitúa cada estancia, vanos y hogares que las conforman y si se quiere un descripción sencilla del mobiliario.
 
 
Recordad que para este tipo de detalles no hay normas. Cada autor lo hará de una forma distinta, pero evitad en lo posible rellenar paginas con descripciones que solo logran cansar al lector y lo aleja de la trama.
Os pongo algunas de las páginas en las cuales podéis consultar para ampliar vuestra información sobre la vivienda y el mobiliario histórico.

Evolución de la vivienda

http://www.scribd.com/doc/32864675/La-vivienda-a-traves-del-tiempo-Habitats-y-vida-domestica

Mobiliario antiguo: Estilos

http://www.scribd.com/doc/45900058/Historia-del-mueble-Egipto-Grecia-y-Roma


Loly P.
Historiadora de Escribe Romántica
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota: Recuerda que Loli atenderá tus consultas sobre historia. No dudes en comunicarte con ella.

¡Hasta la próxima!
¡Comparte en Google+!

Publicado por Sianny

    Blogger Comment
    Facebook Comment

4 comentarios:

  1. Vaya mas que nteresante oferta sobre estos periodos. en cuanto a la parte sudamericana, si puedo servir de algo, avanti....

    ResponderEliminar
  2. @Alyx, espero esa parte sudamericana. Claro que sirves "para algo". Estamos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Una artículo muy interesante. Estupendas referencias para poder estudiar y ambientarse en los distintos periodos.

    ResponderEliminar