¿Los estados de ánimo influyen en nuestros personajes?”



Crónicas de una Aspirante a Escritora
“¿Los estados de ánimo influyen
en nuestros personajes?”



"Cuando lo hayas encontrado, anótalo."
Charles Dickens




Nuevo día martes. Espero que hayan tenido un excelente comienzo de semana.

¿El mío?

Pues a pesar de que ayer las cosas no comenzaron tan bien como esperaba, durante la tarde ocurrió algo que sin duda marcará mi vida. Publiqué de eso en mi blog, así que si tienen tiempo pasen a leer, ¡estaré encantada de recibirlas!

Hoy les quiero hablar de esto:
“¿Los estados de ánimo influyen en nuestros personajes?”

La semana pasada me sentía muy tensa y realmente frustrada. Las cosas no me habían salido como planee y ya parecía una bomba a punto de estallar. Decidí que lo único que podría aliviarme sería sentarme a escribir unos momentos, y eso hice.

Pero tenía ideas que sin duda contemplaban una parte mucho más avanzada de la historia, dudé si debía o no adelantarme tanto, pero al final pensé que lo mejor sería escribirlo ahora que las ideas habían surgido, antes que ponerme a intentar aguantarlas para después.


Y debo decirles que fue una jornada de escritura bastante provechosa.


En unas 3 horas (si no me fallan los cálculos), escribí una escena que contenía mucha tensión; mis personajes se reencontraban luego de su primer beso, pero las condiciones no eran nada favorables como para intentar repetirlo…

¡Un caos para mi personaje masculino!

Finalmente pudo quedarse a solas con la protagonista, quien en ese momento estaba demasiado molesta con él…

Pero mejor ya no les cuento más, sino acabaré revelando mucho más de lo que debería.

Lo que quiero decir con esto, es que para mí, fue de cierta forma favorable el experimentar esa sensación, ya que pude transmitírsela perfectamente a la escena y casi vivir en carne propia lo que ellos estaban sintiendo. 

¿Les ha sucedido algo similar?  

De ser así, ¿qué emociones les han transmitido a sus personajes?

Ahora espero poder transmitir la inmensa felicidad que siento, a otro momento valioso para mis personajes.


¡Que tengan una buena semana!
 

Connie S. Black
¡Comparte en Google+!

Publicado por Connie Acevedo

    Blogger Comment
    Facebook Comment

7 comentarios:

  1. Hola!!!

    Muchas veces me ha pasado con el rechazo, la autocompasión y la verdad es que me ha ayudado muchísimo porque, a parte de que siento esa descarga emocional también me apoyo yo misma a través de mis personajes. Lo malo es que muchas veces guardo esos sentimientos e ideas y no las escribo hasta que exploto por algún lado XD

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. @Erika
    Lo ideal como dices sería el apoyarnos en nuestros personajes. Yo me sentí realmente aliviada al poder de cierta forma deshacerme de aquella frustración.
    Espero que no guardes más esos sentimientos e ideas, y puedas siempre hacer ese descargo.
    Saludos y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. A mí me pasa el revés: los personajes influyen en mi estado de ánimo.

    Mientras escribía mi novela con mayor fuerza dramática, mi humor era de perros y mi ánimo estaba por el suelo.

    Cuando estoy escribiendo una de los lujanes, mi ánimo está alto, todo me parece hermoso... ni siquiera los días grises y fríos (que suelen dejarme malhumorada) me afectan.

    Si la gente supiera... me prohibirían de escribir dramas!

    Besos,
    Cristina Pereyra

    ResponderEliminar
  4. @cristinapereyraromantica
    Exactamente, sucede de las dos maneras. Creo que es importante ese lazo que vamos creando con nuestros personajes.
    Saludos y gracias por comentar Cristina!

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa, pues la verdad es que en muchas ocasiones me he dejado llevar por como me sentía ese día, a la hora de escribir. Yo creo es cuando estás contenta, se refleja en la escritura, o cuando estás enfadada, triste. Los estados de ánimo afectan al desarrollo de la novela.

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. @Mills Bellenden
    Claro, por eso es importante nuestro estado de ánimo para la escena que vamos a desarrollar a continuación.
    Saludos y gracias por comentar Mills!

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que es un dar y recibir.
    A mi me ha pasado de estar escribiendo una escena entre dos personajes, y que uno verdaderamente desprecia al otro, y estar tan enroscada en lo que estaba pasando que mi marido me vino a preguntar algo, y pobre, lo saque con cajas destempladas.
    Lo que tambien he notado es que dependiendo mi estado de animo, las escenas que se van ocurriendo se condicen con el mismo.
    Nose si a alguien mas le pasa.
    Besos para todas

    ResponderEliminar